Llamado a los alcaldes para reforzar controles y prevenir lesiones por pólvora

Los mandatarios locales están facultados para imponer las restricciones y ordenar los controles policivos necesarios para evitar lesiones por pólvora.

La Secretaría de Salud del Departamento de Cundinamarca continúa la vigilancia intensificada de pólvora e intoxicación por fósforo blanco y licor adulterado durante las celebraciones decembrinas y de Año Nuevo, que al momento arroja un saldo de 23 quemados.

Del total de lesionados, 18 hombres y 5 mujeres, 17 son adultos y 6 son menores de 18 años. Los municipios que han reportado lesionados son: Soacha, Fusagasugá, Madrid, El Rosal, Gachalá, Gutiérrez, Lenguazaque, Quetame, San Bernardo, Sopó, Tausa, Tengo, Vergara y Zipaquirá.

Por esta razón, la Secretaría de Salud reitera las directrices departamentales dirigidas a alcaldes, secretarios de salud, clínicas, hospitales y EPS, contenidas en la Circular 182 de 2021, soportada a su vez en la Circular Conjunta Nacional 056 de 2021, en el mismo sentido.

El Secretario de Salud de Cundinamarca, Gilberto Álvarez Uribe, insiste en el llamado a las autoridades municipales para reforzar los controles y evitar que en lo que resta de diciembre y en la celebración por la llegada del Año 2022, haya más lesionados con pólvora, fósforo blanco o licor adulterado en el departamento.

cargando...