La campaña «Nuestra niñez una tarea sin fin» que se inició en Pereira el 24 de agosto y concluirá en Neiva el primero de noviembre, partió hoy del municipio de Soacha rumbo a Fusa.


En este momento miles de colombianos corren una maratón exigiendo la exclusión de niños y jóvenes que se encuentran en las filas de los grupos al margen de la ley; el propósito es informar al país que a partir del 1 de noviembre entrará en vigencia la acción de la Corte Penal Internacional donde castiga severamente los crímenes de guerra, tales como el reclutamiento de menores de edad.

Según la Unesco, alrededor de 17 mil menores de edad en Colombia están involucrados en el conflicto armado, especialmente niños entre los 8 y los 11 años. El gobierno colombiano no ha tomado cartas claras frente a esta situación, por tal razón con la vigencia del estatuto de la CPI en el país, a partir del mes de noviembre, cualquier grupo ilegal que no haya dejado en libertad a los menores que tienen en sus filas, serán juzgados y podrían tener penas de cadena perpetua.

La campaña «Nuestra niñez una tarea sin fin» se inició en Pereira el 24 de agosto pasado, recorrerá 350 poblaciones del país y finalizará en la ciudad de Neiva el 1de noviembre.

Soacha también quizo apoyar la iniciativa promovida por el ex senador Jimy Chamorro. La maratón llegó ayer de Villavicencio y hoy muy temprano estuvo todo listo para que los atletas partieran del parque principal rumbo a Fusa.

Aunque la salida de la maratón estaba prevista para las 7:00 a.m., sólo una hora después comenzó el acto protocolario presidido por el propio Chamorro y el alcalde municipal José Ernesto Martínez. Cerca de las 9:00 a.m. el grupo partió del parque principal rumbo a Fusa, donde recorrerán 39.5 kilómetros.

El ex senador Jimmy Chamorro Cruz es el líder del movimiento Cristiano Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia, quien tienen a su cargo la ONG El Sembrador, fundación que alberga cientos de niños víctimas de conflictos violentos, y es la responsable de su educación y formación.

La antorcha que se ha llevado en el transcurso de la marcha, es la consigna de la lucha por el futuro de Colombia, por los niños y jóvenes, y para hacer un llamado al derecho de vivir en paz.

Chamorro destacó la importancia de partir hoy de Soacha y dijo que el hecho de estar en tierras cundinamarquesas es un aliento más para continuar con los últimos 20 días de maratón. «Veinte días de advertencia a los grupos alzados en armas para que liberen a los niños y niñas que tienen en su poder, de lo contrario serán enjuiciados por la Corte Penal Internacional con penas que podrán llegar hasta la cadena perpetua», concluyó el ex senador.