En agosto del año pasado el concejal del Partido Verde, Antonio Sanguino, denunció en debate de control político las inconveniencias técnicas y las irregularidades contractuales de la construcción del llamado Transmilenio Light sobre la carrera séptima.


En esa ocasión se demostró como la administración distrital pretendía hacer “una adición disfrazada de licitación”, toda vez que a dos de los tres proponentes, actuales contratistas del IDU, se les había solicitado propuestas económicas para adicionar a sus contratos en ejecución, las obras y los recursos que eran materia del proceso licitatorio. Las pretendidas adiciones fueron sustituidas por la licitación 003 de 2010.

Sobre esta situación el concejal advirtió ante la Procuraduría General en carta remitida el 20 de Agosto de 2010. Las denuncias formuladas por el Concejal Sanguino, coinciden con las declaraciones dadas ante este ente de control por el ex subdirector técnico Inocencio Meléndez, donde afirma “que el suspendido Alcalde Mayor le solicitó emitir concepto jurídico favorable sobre la adición a dos contratistas del IDU de la construcción del Transmilenio por la carrera Séptima”.

El Concejal Sanguino, solicita nuevamente la suspensión de esta obra ante el manto de dudas técnicas y del proceso contractual.