Para algunas personas, el asesinato de un bicitaxista venezolano en Soacha esta semana refleja un problema de droga que han venido denunciando y que las autoridades no atienden.

Residentes de Olivos tercer sector se refirieron al asesinato del bicitaxista venezolano Franyer de Jesús Martínez, de 29 años, ocurrido sobre las 6:00 p.m. del pasado martes, justo en la esquina del parque de este barrio de la comuna tres de Soacha, diagonal 42 con transversal 15.

Lo que argumentan los habitantes de Olivos tercer y cuarto sector, es que el problema real es el expendio y consumo de drogas en medio de la prestación del servicio.

“Detrás del servicio de bicitaxis, lo que realmente tienen es un expendido y consumo de drogas y tal vez fue esta la causa de la muerte del hombre. Nosotros como habitantes salimos desde muy temprano a llevar los niños al colegio y tenemos que pasar por ahí, y lo único que encontramos son nubes de humo y el olor penetrante a marihuana”, relató un vecino del sector.

Puede leer también: Atraco al transporte público en Soacha, esta vez capturaron a dos delincuentes

Lo que aseguran los residentes de Olivos es que es una situación que han denunciado, pero que las autoridades no le prestan atención, incluso aseguran que la policía en algunos casos viene, simula requisarlos y se va.

“No se ve ninguna solución ya que estas personas no cumplen ninguna reglamentación para prestar el servicio de bicitaxis, y evidentemente se codean con la policía para continuar con su microtráfico de drogas. No sabemos a dónde acudir para buscar ayuda y tampoco podemos hacerlo abiertamente por miedo a represalias”, relató un residente.

Después del asesinato del bicitaxista venezolano en Soacha hizo presencia la policía, y al día siguiente los gestores de convivencia, pero el problema sigue igual, y si bien la comunidad no se opone a que presten el servicio, lo que piden es que haya un control estricto y se erradique el consumo de drogas del lugar.