Cuando en junio de 2013 se anunció la construcción del primer Centro Regional para la Atención Integral a las Víctimas del conflicto en Soacha, las autoridades lo presentaron como la solución para atender a los desplazados que diariamente llegan al municipio. Sin embargo, hay quienes aseguran que se trata de una estrategia para seguir alimentando la miseria en la ciudad.


En junio de 2013 se dijo que el Centro tendría una inversión total de $4.077 millones, de los cuales la Gobernación de Cundinamarca, a través del Instituto de Infraestructura y Concesiones (Iccu), aportaría $ 578 millones para los estudios previos, la licencia de construcción y el acompañamiento para la formulación del proyecto, y la alcaldía pondría el terreno.

Pasaron dos años y medio hasta que en febrero pasado, en una ceremonia un poco reservada, se inauguró el Centro de Atención Integral a Víctimas que cubre 14 municipios del departamento de Cundinamarca.

Ese día estuvo Paula Gaviria, directora de la Unidad de Atención y Reparación Integral para las Víctimas UARIV; Alejandro Gamboa, director de la Agencia Presidencial para la Cooperación Internacional – APC; Stephane Jaquemet, representante del ACNUR en Colombia y Arnaud Peral, director de País del PNUD y representantes del Departamento.

Pero fue solo hasta este fin de semana cuando el municipio recibió oficialmente el Centro Regional que, según las autoridades, busca brindar una atención intersectorial e institucional, a través de las diferentes ofertas brindadas por el Gobierno Nacional, la Administración Departamental y Municipal.

El alcalde Eleázar González manifestó que “este Centro Regional de Atención a Víctimas permitirá una mejor atención a esta población por parte de los funcionarios y se garantice un servicio digno”.

Por su parte, Sonia Vargas, coordinadora del Punto de Atención de Víctimas de Soacha, dijo: «La población víctima va a recibir atención nacional, departamental y municipal bajo los principios de integralidad, eficacia, gerencia y acciones que eviten una revictimización, a través del Sistema Nacional de Atención y Reparación Integral a las Victimas (SNARIV)”, sostuvo.

El evento de entrega contó con el acompañamiento del secretario de Infraestructura y Servicios Públicos, Ernesto García, quien supervisó que las adecuaciones del centro regional sean las propicias para atender a la población. “La infraestructura está bien dotada, desde la Administración Municipal realizamos anteriormente una visita y planteamos algunas recomendaciones que se tuvieron en cuenta.
Consideramos que esto dignifica a las víctimas, resaltamos la importancia que tienen estos espacios para el municipio y sobre todo para la comunidad”, indicó.

La entrega de la obra contó también con la presencia del secretario de Gobierno de Cundinamarca, Buenaventura León, quien dijo que “es un esfuerzo para ofrecer una atención digna a las víctimas del conflicto armado que llegan a Soacha, que es el mayor municipio receptor de víctimas a nivel nacional. Aquí estarán todas las instituciones comprometidas con la atención a las víctimas”, señaló.

Pero hay quienes consideran que el Centro solo servirá para aumentar la presencia de más víctimas del conflicto en Soacha, y por supuesto, el incremento de esta población que llega a diario de diferentes partes del territorio nacional.

A partir del 25 de abril, el Punto de Atención a Víctimas de Soacha atenderá en las nuevas instalaciones del Centro Regional, ubicado en la carrera 16E No. 38 – 98, sector Terreros.