Con el proyecto de Ordenanza, el Diputado busca que se prohíba la compra y utilización de ‘plásticos de un solo uso’ y se promueva la siembra de más de 1 millón de árboles en el departamento.

A buen ritmo avanza la iniciativa del diputado Julián Sánchez Perico, quien inauguró las sesiones ordinarias de la Asamblea Departamental de Cundinamarca con la radicación, el 1 de marzo, del proyecto de ordenanza No. 047 de 2021 mediante el cual propone que, tanto la Administración del Departamento como sus entidades descentralizadas, adopten medidas que permitan luchar contra uno de los grandes retos de este siglo: el cambio climático.

La sola presentación de la propuesta es ya por sí misma significativa, pues se trata de un proyecto de iniciativa de un miembro de la Asamblea, situación que, si bien hace parte de las funciones de los diputados, es casi atípica dado que los miembros de la Duma generalmente centran sus esfuerzos en el control político y en raras oportunidades acuden a la iniciativa normativa. Además de significativa, es además muy oportuna. Nadie discute hoy los devastadores efectos del cambio climático en el mundo y por ello en Cundinamarca, hogar del páramo más grande del planeta, debe implementarse estrategias que permitan preservar la vida y mitigar los efectos de este fenómeno.

Es así como esta propuesta, que ya pasó su primer debate, busca impulsar buenas prácticas para el cuidado del medio ambiente por parte de las entidades que hacen parte de la Administración Departamental de Cundinamarca, incluidas las empresas industriales y comerciales del estado, las empresas sociales del estado, las instituciones educativas, entre muchas otras.

En concreto, el diputado Perico busca que mediante una Ordenanza se prohíba a estas entidades la compra y uso de los denominados ‘plásticos de un solo uso’, principales contaminantes de los ríos y quebradas del departamento. También establecer la obligación en todas las entidades públicas para que realicen impresión a doble cara en todos los documentos institucionales y promover medidas para que los estudiantes y contratistas del departamento contribuyan con el propósito de sembrar más de un millón de árboles en el departamento y tener una Cundinamarca más verde. Los estudiantes, como parte de su servicio social en la modalidad ambiental y en coordinación con las autoridades ambientales.

El Gobierno Departamental, a través de las secretarías de Ambiente, Educación y General, han manifestado su apoyo a la iniciativa del diputado Perico, pues consideran que cualquier iniciativa que contribuya al medio ambiente y su cuidado debe ser apoyada y respaldada.

Finalmente, se espera que el proyecto avance sin obstáculos en los debates que reglamentariamente debe superar a fin de que se convierta en Ordenanza Departamental.