Nadie atiende a estas madres de familia que intentan ser escuchadas para que los CDI sean entregados y puedan hacer los trámites cerca de casa. Alcaldía respondió.

Desde enero la infraestructura está desocupada, pero a la fecha no ha sido posible la entrega, lo que nos afecta debido a que nos toca desplazarnos a lugares muy lejanos con nuestros hijos para medirles peso y talla, entregar documentación o recibir las RPP (Raciones para Preparar). Por ejemplo, nosotras somos de Quintas de la Laguna y nos toca ir hasta San Humberto o el cruce de San Mateo”, dijo Wendy Bohórquez, madre de familia del CDI Sol y Luna.  

“Se están deteriorando los jardines y no recibimos respuesta de alcaldía, entonces para cualquier trámite nos toca ir a otros jardines, desplazarnos muy lejos, dejar a los niños al cuidado de terceros para poder ir a hacer las vueltas; nos toca correr de un jardín a otro y ya estamos cansadas de esa situación, teniendo nuestra propia instalación”, agregó Ana María Melo, también madre de familia de Sol y Luna.

En el CDI Yachay la situación es similar. Hay unas instalaciones que no se usan, permanecen cerradas, y las madres y padres de familia deben desplazarse hasta Ciudad Verde para cualquier trámite.

“Es que la infraestructura está completamente abandonada y la explicación que nos dan es que el alcalde no ha querido entregarla, hasta las capetas están represadas porque la documentación ni siquiera nos la han entregado, y la respuesta del ICBF y del operador es que la que debe entregar esa infraestructura es la alcaldía; necesitamos claridad porque nos están afectando. Nos ha tocado ir mucho más lejos por las raciones, desplazar a los niños para peso y talla, y llevar documentos; esto significa riesgos, gastos y costos adicionales, entonces exigimos una respuesta porque se han enviado oficios y guardan silencio”, aseguró Rosa Vargas, del CDI Yachay.  

Cabe aclarar que los CDI de Soacha los venía manejando el ICBF por medio de CAFAM, pero la caja se retiró y ahora fue asignada su operación a una fundación; ahora estas dos organizaciones culpan a la alcaldía y eso es lo que le dicen a los padres y madres de familia.

Periodismo Público consultó con la Alcaldía de Soacha para conocer la versión sobre el tema y esto respondió:

“La Alcaldía municipal de Soacha ha realizado las reuniones y mesas de trabajo pertinentes para que el ICBF reciba los jardines. En este momento los comodatos están en manos del ICBF en evaluación jurídica para ser firmados. De ese trámite depende que los pongan en funcionamiento”.

Esto indica que no es la alcaldía la que tiene la última palabra. Lo que aseguran es que cuando se firmen los comodatos, los jardines se pondrán en funcionamiento y quien debe recibirlos es el ICBF.

Ayer lunes, un grupo de madres de familia realizó un plantón frente a la Alcaldía Municipal para exigir la entrega de los CDI.