En la Institución Educativa San Mateo, la CAR realiza hoy la Audiencia Pública ambiental con el fin de analizar la problemática que se está presentando por la explotación de la Cantera INVERCOT, ubicada entre San Mateo y la Ciudadela Sucre.


Más de trescientas personas solicitaron la audiencia ante la CAR con el objeto de hacer un análisis real del impacto ambiental que está generando la industria minera en las comunas cuatro y cinco, cómo afecta la calidad de vida de los habitantes, el paisaje, el patrimonio natural y cultural, y cómo a través del tiempo se han venido incumpliendo las órdenes de Ingeominas y de la misma Corporación Autónoma Regional.

Durante la audiencia, que iniciará a las 8:00 a.m., está previsto que el propietario o un representante de Ivercot haga una exposición de su actividad con todas las variables y alcances. Escuchadas las partes se espera que la CAR tome una decisión frente a la explotación minera que viene realizando la mencionada firma.

Según Humberto Medellín, presidente del Cabildo verde de Soacha y una de las personas que solicitó la Audiencia, lo que pretenden es que se revoquen todos los permisos, tanto mineros como ambientales, en esa zona; que se ordene recuperar todo el daño ambiental que se ha hecho y que se prohíba la venta de materiales producto de la restauración.

«Nosotros queremos además que la recuperación de los cerros sea rápida, y a raíz de las denuncias sobre adjudicación de tierras en ese sector de las comunas cuatro y cinco, pretendemos que toda el área sea declarada zona de interés público y entregada al municipio como una gran reserva arqueológica y ecológica», puntualizó Medellín.

Los defensores pretenden que la audiencia de mañana sea el comienzo de una gran campaña por la recuperación del medio ambiente en el municipio. Pretenden continuar con esta clase de ejercicios y llevar ese análisis a las quemas a cielo abierto en la vereda Panamá, la explotación minera en Fusungá y participar en la audiencia pública sobre la planta de tratamiento Canoas que ya está programada.

Cabe mencionar que las audiencias públicas son un mecanismo de participación ciudadana no electoral, consagradas en la ley 99 de 1993, reglamentada por el decreto 330 de 2007, y donde se contemplan cuatro formas de solicitarlas: A través del procurador General de la Nación, del alcalde de un municipio, de tres organizaciones no gubernamentales y de grupos de ciudadanos, mínimo de cien personas.

A una audiencia puede ir cualquier ciudadano, pero para participar con una ponencia, es necesario que se inscriba previamente, de acuerdo a las fechas estipuladas por los organizadores.