Reforzamiento de jarillones, limpieza de alcantarillas, nuevas medidas para el direccionamiento del tráfico en la temporada invernal, así como jornadas de inspección por las orillas de quebradas y ríos para identificar posibles represamientos, son algunas de las medidas definidas hoy durante Comité Local de Prevención y Atención de Desastres – Clopad adelantando en el municipio de Chía presidido por el Gobernador Andrés González.


Durante la reunión, el Mandatario Departamental solicitó a las autoridades municipales iniciar un proceso de reparación y reforzamiento de los jarillones del río con el fin de evitar posibles inundaciones o deslizamientos, recomendando la construcción de dos jarillones adicionales para el río Frio. “Necesitamos unir esfuerzos para estar preparados para esta nueva ola invernal, debemos tener listo el tema de los jarillones en 10 días”, puntualizó González Díaz.

Así mismo, reiteró la importancia de adelantar jornadas de inspección permanentes por las orillas de quebradas y ríos para identificar posibles desbordamientos, al tiempo que sugirió iniciar, en alianza con las autoridades y la comunidad en general, la limpieza de las alcantarillas y concientizar a los habitantes sobre la necesidad de no arrojar basuras o desechos a los desagües, quebradas o canales.

Cabe señalar que se adelantará un plan de emergencia entre la Policía de Tránsito de Bogotá y Cundinamarca con el fin de orientar el tráfico en la zonas más afectadas por la temporada invernal y evitar de esta manera el represamiento de vehículos en los sitios más críticos.

El Gobernador reitero la importancia de tener al día los planes de contingencia y estar atentos a las recomendaciones de los organismos de socorro para prevenir y evitar posibles emergencias.

La reunión, se adelantó en el alcaldía municipal y contó con la participación del alcalde de Chía, Jorge Orlando Gaitán Mahecha; representantes de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), del INCO, de la Concesión Devinorte, de la Universidad de la Sabana, empresarios del sector privado y autoridades municipales de Sopó y Cajicá.