En el marco del plan piloto que pretende proteger la integridad de los jóvenes menores de edad, la administración municipal de mano con la policía de Soacha, llevó a cabo el plan de impacto en la comuna dos, en donde se protegieron 147 menores. Para el desarrollo del operativo se invitó al comandante de la policía departamental, Coronel Flavio Mesa y al gobernador encargado de Cundinamarca, Guillermo Rivera.


Cumplidas las diez de la noche del sábado 12 de septiembre, 200 hombres de la policía salieron a recorrer la comuna dos en busca de jóvenes menores de edad que estuvieran violando el toque de queda interpuesto por el mandatario municipal Juan Carlos Nemocón. En esta ocasión, la operación tuvo especial énfasis en los bares del centro del municipio ubicados a lo largo de la carrera 7, entre la calle 21 y el cruce de la 22.

Teniendo en cuenta los lugares que serían intervenidos, el operativo fue acompañado por la Secretaría de Salud, puesto que sus funcionarios estaban encargados de revisar la legalidad y originalidad del licor ofrecido en los bares de la zona; conjuntamente realizó un trabajo de identificación del cumplimiento de las normas higiénico sanitarias establecidas para centros de entretenimiento.

“Hoy nos hemos enfocado en la comuna dos, agregando un aspecto fundamental. Ampliamos el programa haciendo un control integral desde la Secretaría de Salud en los bares, tiendas y restaurantes, verificando que estos establecimientos no operen con licor adulterado y que ofrezcan a sus clientes alimentos en condiciones óptimas de conservación que no afecten la salud de los habitantes del municipio”, afirmó, Juan Carlos Nemocon, Alcalde Municipal.

El operativo ordenado desde la administración municipal fue dirigido por el comandante de la policía de Soacha, Carlos Humberto Rojas y acompañado por el comandante del departamento, Coronel Flavio Mesa y el Gobernador de Cundinamarca, Guillermo Rivera, quien aprovechó su presencia para referirse a la implementación y bondades ofrecidas por el toque de queda.

“Este operativo lo que está indicando es que su éxito se mide con la disminución del número de riñas y homicidios; resulta importante porque nos permite identificar a menores en situación de abandono o que no están siendo atendidos debidamente por sus padres, para que puedan recibir el acompañamiento de las instituciones dedicadas a velar por su bienestar. Precisamente el resultado se refleja en un doble propósito, por un lado permite reducir los delitos y el consumo de psicoactivos, y por el otro nos lleva a hacer un acompañamiento a los jóvenes que viven una realidad compleja en los diferentes contextos de Soacha”, puntualizó el Gobernador (e) de Cundinamarca.

Por su parte, el comandante de la Policía de Cundinamarca, Coronel Flavio Mesa, expresó: “Uno de los factores que demuestran el éxito de esta iniciativa es que a través de todos los operativos cada vez estamos logrando integrar más instituciones, en esta ocasión la alcaldía, el señor gobernador como primera autoridad de policía y por supuesto todos los equipos de trabajo como infancia y adolescencia y comisaría de familia, que se encargan de hacer este proyecto contundente y transformador en todo sentido”, especificó.

Cabe destacar que durante los operativos realizados en la comuna dos fueron hallados 147 menores infringiendo el toque de queda, paralelamente 119 adultos fueron conducidos a la UPJ por diversas razones, entre ellas, agresividad inducida por estado de alicoramiento y porte de armas. Además un establecimiento fue sellado por distribución de licor adulterado.

Para finalizar, los resultados arrojados por el operativo mostraron que la cantidad de menores de edad que asisten a sitios de entretenimiento dirigidos a adultos es preocupante, motivo por el cual la administración municipal y la policía seguirán trabajando de forma contundente en el sector, en pro de promover la protección de los menores y el cumplimiento de las normas por parte de los bares.