Ministerio de Cultura invita a la ciudadanía a participar en construcción de la política pública para patrimonio cultural del mueble.


Para ese efecto, a través de la Dirección de Patrimonio,el Ministerio de Cultura visitará a Cali, Bucaramanga, Barranquilla, Bogotá, Villavicencio, San José del Guaviare y Medellín. En esas ciudades se desarrollará un encuentro por sector (profesional, comercial y social) con el propósito de conocer la percepción de la ciudadanía sobre el patrimonio cultural mueble y plantear los lineamientos para una política pública.

A las reuniones están convocados conservadores y restauradores de bienes muebles, archivistas, bibliotecólogos, museólogos, museógrafos, arqueólogos, físicos, químicos, biólogos, legisladores, antropólogos, historiadores, arquitectos, ingenieros anticuaristas, galeristas, coleccionistas, luthiers y artesanos, propietarios, párrocos y demás profesionales relacionados con el patrimonio cultural mueble los municipios de Norte de Santander, Cesar, Arauca, Bolívar y Risaralda.

Para el Ministerio de Cultura es fundamental abrir espacios de participación para la construcción de políticas públicas, en este caso del patrimonio cultural mueble. Con este proceso se pretende que los colombianos ejerzan su derecho a la memoria.

Adicionalmente, la formulación de la política pública de patrimonio cultural mueble pretende resolver diferentes problemáticas relacionadas con la protección y activación social de estos importantes bienes que son insumo de los recuerdos e identidad de diferentes niveles, como las comunidades, los municipios, los departamentos y la nación.

Por otra parte, con la política se mejorarán aspectos como el inventario, la legislación, el reconocimiento de otras memorias y de la perspectiva étnica del patrimonio cultural mueble, además de optimizar la gestión de recursos con organizaciones privadas y la articulación interinstitucional.

¿Qué es el patrimonio cultural mueble?

Los bienes son patrimonio cultural mueble cuando se reconocen como importantes y representativos para la memoria e identidad de toda la nación. La relación de dichos valores, su ubicación espacial y la comunidad en la cual se encuentran, entre otros factores, son determinantes a la hora de definir su relevancia a nivel nacional, departamental, distrital, municipal, en los territorios indígenas y en las comunidades negras, siendo las autoridades de los diferentes ámbitos y las comunidades y grupos sociales los responsables de definir cuáles son los bienes de interés cultural de su competencia.

El patrimonio cultural mueble está representado por los bienes arqueológicos, obras de arte, bienes utilitarios, bibliográficos, documentales, hemerográficos, cinematográficos y objetos de uso religioso, científico e industrial, entre otros, de autores reconocidos o anónimos y producidos de forma individual o colectiva, en diferentes épocas.

La protección del patrimonio cultural es una responsabilidad conjunta entre el Estado y la sociedad civil, establecida en la Constitución Política de Colombia. Para dar cumplimiento a este mandato, el Estado colombiano crea instrumentos legales y define e implementa la política pública a través de planes, programas y proyectos que desarrollan y promueven las entidades competentes, de los ámbitos nacional y territorial.