Ponqués, Brownies y galletas en estado de descomposición y sin fecha de vencimiento fueron algunos de los alimentos entregados por la Secretaría de Desarrollo Social de Soacha, a través de la fundación ‘Fundaser’, a varios niños del municipio. La denuncia la realizó el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Hogar del Sol, Abraham Morales.


Según el denunciante, Fundaser entregó los alimentos a varios niños de la comuna tres, pero gracias a la sospecha del mismo presidente de Hogar del Sol se descubrió inmediatamente el estado de descomposición de los productos, lo que evitó una tragedia.

“No entiendo por qué la Secretaría de salud no hace el control de calidad respectivo, y eso que son alimentos pagados con recursos del municipio. Tengo información que esta situación se ha repetido en varios sitios y la verdad esto no puede seguir sucediendo porque son nuestros niños, el futuro del municipio, y se están poniendo en riesgo”, enfatizó el presidente de Hogar del Sol.

Morales dijo que los Brownies no tienen fecha de vencimiento, huelen a feo, tiene moho y hongos, y las galletas están demasiado duras.

“Lo único que exijo es que a los niños no se les de estos alimentos vencidos porque pueden correr el riesgo de una intoxicación masiva, o Dios no lo quiera, llegar a fallecer un grupo grande de infantes porque no estamos hablando de los 100 de mi barrio, aquí en el municipio son muchos más”, agregó.

Responde el Secretario de Desarrollo Social

Ante la delicada denuncia del presidente de la JAC de Hogar del Sol, el secretario de desarrollo social de Soacha explicó que Generaciones con Bienestar es un programa del ICBF, y aseguró que a Soacha le asignaron 1.700 cupos, para lo cual el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar realizó un proceso y adjudicó la operación a Fundaser.

“Una vez supimos de la situación llamé al operador a ver qué había pasado y lo que me dice es que ellos adquirieron unos Brownies con todas las características, incluyendo el registro Invima, sino que venían envueltos en papel metálico, situación que les impidió ver la fecha de vencimiento y el estado de los alimentos. Se dieron cuenta de la situación hasta el momento que fueron a entregar los refrigerios, pero una vez detectaron que estaban en mal estado fueron recogidos e hicieron la reclamación al proveedor”, aseguró.

Sin embargo, el presidente Abraham Morales aseguró que sí se alcanzaron a entregar algunos refrigerios a los niños y que muestra de ello es que él tiene varios productos en estado de descomposición que hoy mismo entregó a la Personería Municipal, en donde formalizó la denuncia.