Al mejor estilo de Álvaro Uribe, el alcalde de Soacha propuso financiar la lucha contra la delincuencia mediante contribuciones que harían los ciudadanos a través de las facturas de servicios, por un valor que oscilaría entre 300 y 400 pesos, al tiempo que planteó articular esfuerzos entre la comunidad, la fuerza pública y la policía.


firma_convenio_Soacha_Cundinamarca

firma_convenio_Soacha_Cundinamarca

La propuesta la hizo en el marco de la tercera jornada de construcción del Plan de Desarrollo, realizada el fin de semana en la IE Integrado de Soacha, luego de escuchar múltiples quejas sobre la delicada situación de inseguridad que se vive en el municipio.

Bienestar social para todos

“La presencia y participación de los habitantes de la comuna dos en el proceso de construcción del Plan Municipal de Desarrollo es un acto de responsabilidad de los ciudadanos con la familia, el barrio, el municipio, el departamento y el país”.

Con las anteriores palabras, la Coordinadora y Asesora Interinstitucional de la Alcaldía de Soacha, Consuelo Sánchez Plazas, dio inicio a las conclusiones de la tercera jornada de trabajo que congregó al equipo de gobierno encabezado por la primera autoridad, Juan Carlos Nemocón, la Gestora Social Constanza Solórzano, nueve Concejales y cerca de trescientos líderes comunales, deportivos, culturales y sociales, quienes en un amplio espíritu de fraternidad reflexionaron, identificaron y priorizaron los problemas más delicados que requieren pronta solución en la comuna dos.

Al término de su breve presentación metodológica, la asesora llamó la atención sobre la responsabilidad que deben asumir los Comités Gestores que se están constituyendo en cada comuna y corregimiento durante el proceso, pues de ellos dependerá en gran medida la calidad de la construcción del Plan, su ejecución eficiente, efectiva y transparente de los recursos en el desarrollo de los programas, así como de los proyectos que desde el gobierno y el concejo se presenten y se aprueben durante los próximos cuatro años.

Pos su parte, el Alcalde emplazó a su equipo de gobierno a dar rápida solución a las necesidades de los habitantes de la comuna y en general del municipio. Para tal efecto manifestó su disposición, interés y compromiso de gestionar los recursos financieros que demandarán la ejecución de su Plan ante el gobierno departamental y nacional, y los organismos de cooperación internacional.

El mandatario fue enfático en expresar que ejercerá un estricto control a la ejecución de los recursos que gestionan las diferentes organizaciones no gubernamentales que tienen presencia en el municipio, las cuales, no obstante de recibir importantes aportes financieros, la miseria en las zonas donde realizan su intervención no presenta una reducción significativa.

De otra parte, el Alcalde también anunció que no esperará que los informes de gestión a los ciudadanos cumplan los tiempos límites que establece la ley, por lo que presentarlos antes de las fechas fijadas por ella serán una prioridad para él.

Las conclusiones a las que se llegó durante la jornada pusieron en evidencia la marcada ausencia de políticas públicas de largo plazo en todos los pilares sobre los que se está realizando el diagnóstico.

En el área de la salud, por ejemplo, se identificaron varios problemas como la carencia de programas de salud mental, prevención de la drogadicción, demora en la asignación de citas y la entrega de medicamentos. A lo anterior se suma la ausencia de capacitación a los usuarios de la salud subsidiada en relación con sus obligaciones y derechos, así como la cada vez mayor presencia de vectores que son potenciales cultivos y fuente de enfermedades.

En relación con el sensible tema de la inseguridad, las alarmas y sobre todo las cámaras de televisión que se prometieron instalar en la anterior administración, aún están por verse. Se hace indispensable el aumento del pie de fuerza, la depuración de elementos corruptos en la policía y una actividad más intensa de la inteligencia para detectar las ollas y el microtráfico. Los asistentes manifestaron también que es importante que el toque de queda se mantenga para los menores de 18 años, pues buena parte de los delitos y crímenes que ocurren en la jurisdicción de la comuna, son realizados por menores de edad.

Algunos líderes manifestaron la necesidad de darle continuidad a los frentes de seguridad y, retomando las declaraciones del ministro del Interior Germán Vargas Lleras, el Alcalde Nemocón propuso financiar la lucha contra la delincuencia mediante contribuciones que harían los ciudadanos a través de las facturas de servicios por un valor que oscilaría entre 300 y 400 pesos, pero también dijo que se debían articular los esfuerzos de la comunidad, la fuerza pública y la policía.

Los líderes comunales solicitaron el fortalecimiento del control y vigilancia por cuadrantes, así como promover desde las instituciones educativas programas de capacitación en seguridad y convivencia, intensificar los programas existentes en prevención y crear nuevas estrategias. Otros líderes propusieron la creación del Consejo Municipal de Paz, la reubicación organizada y digna de los vendedores ambulantes, la realización de un censo que dé cuenta real de las características de esta población y que sea vinculada a programas de capacitación y alternativas de emprendimiento.

En la actividad cultural, los ciudadanos expresaron su inconformidad por la carencia de escenarios para la realización de actividades culturales, o que existiendo son subutilizados como es el caso del Teatro Sua, o que están por terminarse desde hace más de ocho años como el caso del auditorio de la Casa de a la Cultura. Igualmente los asistentes expresaron su interés por la constitución del Consejo Municipal de Cultura, pues luego de haber realizado dos diagnósticos sobre la actividad cultural y los protagonistas, hasta el momento no ha habido una acción concreta al respecto por parte de la administración.

Es necesario, propusieron los asistentes a esta mesa, darle autonomía al Director de Cultura para que pueda contratar a los docentes de las escuelas de formación, con base en criterios de meritocracia y que el tema no se vuelva un pago de favores políticos.

En el tema de vías y movilidad, el diagnóstico reveló un franco y grave deterioro de la malla vial, se hace inaplazable la apertura de nuevas vías, pues con la llegada de los residentes de los proyectos de vivienda, colapsará la movilidad. En educación se hace necesario mejorar su calidad mediante el fortalecimiento de la capacitación a los docentes, el apoyo con recursos-tanto técnicos como didácticos-a las instituciones tales como bibliotecas, la articulación al Plan Nacional de Lectura que próximamente pondrá en marcha el gobierno nacional a través de los ministerios de Cultura y Educación. Finalmente se consensuó que es inaplazable asegurar y ampliar la oferta educativa en la educación superior, técnica y tecnológica, pues de ella dependerá la competitividad y posibilidad de los jóvenes para el ingreso al mercado laboral, en el marco de la globalización y de la entrada en vigencia del TLC.

En materia de bienestar social, es importante desarrollar una política de nutrición y alimentación, privilegiando a los sectores más vulnerables que habitan la comuna como las minorías étnicas, sexuales, desplazados y habitantes de la comuna en condiciones de pobreza extrema.