La mandataria celebró la decisión del Juzgado Once Municipal de Control de Garantías de Bogotá y dijo que no «podemos caer en la negación de hechos».

El juez negó la tutela interpuesta contra la alcaldesa Claudia López por sus declaraciones del pasado 29 de octubre sobre la delincuencia y los venezolanos.

Para el juez, la alcaldesa «no incurrió en actos discriminatorios o xenofóbicos en contra de los ciudadanos venezolanos».

Claudia López se refirió a este fallo y defendió su posición sobre la delincuencia: «Cero estigmatización, pero tampoco podemos caer en la negación de hechos que tenemos que reconocer con serenidad y enfrentar con contundencia».

La tutela fue interpuesta por José Francisco Montoya Nontoa, un ciudadano colombo-venezolano que consideró que López vulneró su «derecho fundamental a la igualdad y no discriminación por su origen nacional». Montoya Nontoa pedía que la mandataria distrital se disculpara en un acto público que fuera transmitido en sus redes sociales.

Sin embargo, el Juzgado asegura que el derecho no fue vulnerado e indica que, si bien no ignora lo que la «Corte Interamericana de Derechos Humanos» [sic]* señaló sobre las palabras de López, «tampoco puede tenerse como absolutamente cierto que sus afirmaciones (….) sean a todas luces discriminatorias y xenofóbicas en contra de los ciudadanos venezolanos».

¿Cuáles fueron las palabras de López?

El pasado 29 de octubre, después del asesinato de Osvaldo Muñoz en Transmileniola alcaldesa López dijo lo siguiente durante un Consejo Local de Gobierno celebrado en Kennedy: «Yo no quiero estigmatizar, ni más faltaba, a los venezolanos, pero hay unos inmigrantes metidos en criminalidad que nos están haciendo la vida de cuadritos. Y en eso, aquí hablaba con Luis Ernesto [Gómez, secretario de Gobierno], tenemos que volver a traer a Migración Colombia. Aquí, el que venga a ganarse la vida decentemente, bienvenido, pero el que venga a delinquir deberíamos deportarlo sin contemplación (…)».

Esta declaración, publicada en la cuenta de Twitter de la Alcaldía de Bogotá, generó una gran molestia entre varios sectores, y si bien algunos ciudadanos la defendieron, el concejal Carlos Fernando Galán, por ejemplo, la comparó con el presidente Donald Trump: «Me parece que es muy peligroso promover de esa forma la xenofobia», dijo Galán.

Y la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio declaró persona no grata a López, al tiempo que calificó como irresponsables y peligrosas las palabras de la mandataria, que se ha defendido diciendo que «no es xenofobia» pedir que se deporten a los delincuentes.