Las estadísticas indican que los residentes del municipio de Soacha son los que más infringen la cuarentena y las medidas decretadas para evitar la propagación del coronavirus, pues además  se evidencia que las aglomeraciones de personas en lugares públicos no disminuyen.

Así se puede evidenciar en centros comerciales, supermercados, bancos y cajeros, en los cuales las filas de personas son extremadamente largas. Hay personas que salen de sus hogares por fuerza mayor y en busca de su sustento, pero hay muchas otras que lo hacen  sin justificación alguna.  

Puede leer: ¿Incumplimiento, desobediencia o necesidad? La triste realidad de Soacha en la cuarentena

“Opino que la gente es absurda porque aun viendo la aglomeración de personas no usan las medidas pertinentes de cuidado; por ejemplo los novios van  agarrados de las manos, se abrazan, se besan, no  usan tapabocas ni guantes. Se están tomando esto a la ligera”, argumenta Diana Garzón, habitante del municipio.

Del mismo modo los residentes opinan que las aglomeraciones se deben al incumplimiento del pico y género en su mayoría, pues cuando salen a hacer diligencias no tienen en cuenta las medidas estipuladas ni los horarios permitidos para hombre y mujer, así lo comenta Gerardo Lozada, habitante de Soacha:

 “Las personas no toman conciencia que se trata de un virus que nos puede afectar a todos y que se está propagando rápidamente en el municipio, no usan las medidas de prevención ni  hacen  caso al pico y cédula o pico y género,  pues en las partes donde se evidencia aglomeración de gente hay tanto mujeres como hombres en horarios no permitidos”.  

Lea además: La desobediencia a las medidas preventivas por el coronavirus es un mal que invade a Soacha

Una vez más se recalca a los soachunos que para el pago de recibos o diligencias bancarias se debe hacer en los horarios establecidos por la administración  municipal, respetando las medidas de pico y género y pico y cédula, además de salir sólo  una persona por familia.

 “Me parece una falta de respeto que no se tengan en cuenta las medidas impuestas para poder salir, pues yo salgo en mi horario permitido con las precauciones pertinentes, pero cuando se supone que deben salir solamente mujeres, se evidencian hombres, también salen de a 2 o 3 personas por familia para hacer diligencias de bancos, algo que debería parar, pues es la salud de todos”, concluyó Sandra Catalina Muñoz, residente de Ciudad Verde

Reportería: Edna Vanegas – Redacción: Natalia Soto