Por estos días en Bogotá se habla de política. Partidos y movimientos políticos sacaron toda su artillería para las elecciones de alcalde, concejales y juntas administradoras locales, que se llevarán a cabo el 30 de octubre de 2011.


Una de las estrategias más antiguas utilizadas por los políticos es la publicidad política (en su mayoría afiches, pendones y pasacalles), que afecta principalmente a postes, puentes, ventanas, puertas, vehículos, viviendas y hasta los árboles de los parques.

Para controlar la proliferación de propaganda electoral este año, la Alcaldía Mayor de Bogotá y las Registradoras Distritales del Estado Civil, a través del Decreto 284 de 2011, establecieron las reglas del juego en cuanto a la instalación de elementos de publicidad política en la ciudad, y las multas para aquellos que incumplan.

Esta regulación será divulgada oficialmente el próximo lunes 12 de septiembre, a las 8:00 de la mañana, en el auditorio de la Secretaría Distrital de Ambiente (Avenida Caracas No. 54-38), para lo cual la entidad convoca a los candidatos y representantes de los partidos políticos para que asistan y se informen sobre lo permitido y prohibido en materia de publicidad política.