El gremio de trabajadores de las piscinas de Soacha se ha visto fuertemente afectado por la cuarentena, más si se tiene en cuenta que aún no se permite  el regreso a sus actividades para intentar reactivar su economía, lo que hace que su situación sea cada vez más crítica.

“Nos estamos ahogando, necesitamos un salvavidas”, es el slogan que están manejando desde este gremio para dar a conocer un poco la dura situación que están atravesando, teniendo en cuenta que no han podido trabajar desde que inició la cuarentena,  por lo que dejaron de recibir ingresos y son muchas las familias que dependen de ello.

“Aqua Center” es un establecimiento que presta servicios de recreación, eventos y escuela de natación en el municipio de Soacha, y por ende, es uno de los afectados por el cese de actividades al que se han tenido que ver sometidos, aclarando que de este negocio dependen familias que se encargan de las diferentes ramas que operan este centro, como por ejemplo: la parte administrativa, los salvavidas, los profesores de natación, el personal del aseo y seguridad, etc., y por estos tiempos de cuarentena, todos ellos se han quedado sin sustento

David Prieto, desde Aqua Center, comenta que “esto nos está llevando a la quiebra, no podemos tener usuarios, no podemos tener alumnos y todas las entidades con las que teníamos contratos los cancelaron, además no hemos contado con ninguna ayuda por parte del gobierno, por lo que muchas familias están muy preocupadas por esta situación”.

Desde siempre el tema de las piscinas se ha tratado de manera compleja, pues se considera que es un gremio peligroso, con mayor facilidad de transmisión de infecciones e inseguro, según argumenta David. Pero desde el año 2008 se han implementado normativas con las cuales se puede desarrollar el funcionamiento de piscinas con los controles necesarios; por ejemplo, aseo y desinfección de áreas sociales, mantenimiento del agua, limpieza y seguridad en el ambiente, seguridad ante todo tipo de alarmas, entre otras.

Comenta David que desde este gremio se preocupan por el mantenimiento y la higiene del agua, todo con la finalidad de brindar una buena experiencia y tranquilidad a los usuarios, incluso afirma que teniendo en cuenta los elementos químicos que se emplean  para el uso de las piscinas, como el clorox residual, se puede hablar de mayor seguridad en el momento de ingresar a estos establecimientos en tiempos de pandemia, además de contar con los protocolos de bioseguridad necesarios.

Tras el inicio de la cuarentena se reactivó el funcionamiento de una asociación llamada “A Salvo” que busca la protección, el aseguramiento, la calidad y la seguridad de las piscinas a nivel nacional, y se han reunido para tratar diferentes temas con el fin de poder emplear todas las medidas necesarias para el regreso a sus labores.

Finalmente, este gremio comenta que ha estado fuertemente afectado por no poder volver a sus actividades económicas, ya que es su fuente de ingreso y por más que se han buscado alternativas, no se ha recibido ninguna respuesta por parte del gobierno. “Los convenios que teníamos con colegios, jardines, e incluso con el Instituto Municipal de Recreación y Deporte, se han visto afectados, además de los programas en los que atendíamos a más de 1.500 adultos mayores, a mujeres gestantes y lactantes, al gremio diversamente hábil, entre otros. Nos hemos quedado con cero ingresos y Aqua Center es uno de los clubes del municipio de Soacha que espera respuesta para poder volver a trabajar”, concluyó David Prieto.

Por Natalia Soto Parra