Duras críticas al alcalde Saldarriaga lanzaron los recreacionistas del parque de Soacha por la forma como los sacaron del parque principal. También hablaron los padres de familia.

Si bien los recreacionistas del parque de Soacha reconocen que venían en un proceso de negociación con la alcaldía y que están buscando un sitio adecuado y apto para brindar recreación a los niños de la ciudad, cuestionan el atropello del que han sido objeto por parte de las autoridades municipales.

“El domingo 13 quedamos en que ingresaba a la mesa la nueva empresa pública y que seguíamos buscando un sitio digno para trabajar, pero ayer cercaron el parque con vallas y había policía como si fuéramos delincuentes y narcotraficantes, además estaban todos los funcionarios de Gobierno y no nos dejaron entrar”, relató uno de los recreacionistas del parque de Soacha.

 Las familias que tradicionalmente han venido trabajando en el parque de Soacha son del municipio y su sustento depende de lo que hagan los días domingo, pero al parecer eso es lo que menos le importa al alcalde Juan Carlos Saldarriaga.

“A nosotros nos han maltratado en esta administración. Primero nos mandaron para el Rincón de Santafé, pero se generó un conflicto con los recreacionistas de allá. Luego nos enviaron para el lote al lado del Easy, pero allá tuvimos fue pérdidas; posteriormente al Parque de los Locos y de allá también nos sacaron, y ahora nos impiden entrar al parque principal”, añadió otro de los recreacionistas.

Puede recordar: El tire y afloje entre los recreacionistas del parque de Soacha y la Alcaldía

Este medio consultó la versión de los padres de familia y la mayor parte coincide en que los recreacionistas del parque de Soacha merecen un lugar digno para que presten este servicio.

“Generalmente bajamos los domingos a comernos un helado y a que la niña se divierta un rato porque es económico y seguro, pero vemos que ahora el alcalde sacó estos juegos. Debería pensar en las familias que tenemos hijos”, dijo Yudis Medina, residente en La Florida.

“Me parece muy mal porque esto ha sido una tradición y lo que hacen es prestar un servicio a quienes tenemos niños. Nosotros veníamos cada 15 días a montar a Juan Pablo, que tiene 8 años, pero nos dicen que el alcalde sacó todas las máquinas”, relató Celmira Castro, residente en la comuna dos.

Lo cierto es que los recreacionistas del parque de Soacha consideran que es otro atropello del alcalde Juan Carlos Saldarriaga y que ahora no saben qué hacer porque se quedaron sin la fuente de sustento para sus familias.