Una persona muerta y un desplazamiento masivo es el saldo que dejó un acto de violencia propiciado, al parecer por una de las bandas delincuenciales que hacen presencia en el sector, contra un grupo de afrodescendientes residentes en este barrio de la comuna seis.


campaña-verde-ESE-Soacha

campaña-verde-ESE-Soacha

Los hechos ocurrieron el pasado 11 de enero cuando por razones que aún son desconocidas, fue asesinada una de las personas pertenecientes a esta comunidad. Pocos días después de sucedido este repudiable acto, a las familias de la víctima y a los demás integrantes del grupo de afrodescendientes les llegó un panfleto intimidatorio y una llamada amenazante que les advertía que si no abandonaban el barrio, “no iban a responder”.

“No sabemos por qué nos desplazaron, pero podemos imaginar que fue porque somos negros. A mi esposo lo mataron el miércoles 11 de enero a las 8pm y lo enterramos el sábado siguiente. Ese mismo día cuando llegamos a la casa, recibimos una llamada que nos indicaba que si no abandonábamos el barrio nos iban a matar, incluso en un panfleto nos dijeron que no querían ver ni un solo negro en la loma porque ‘no iban a responder’. Aproximadamente fueron desplazadas unas 100 personas, todos habitantes de Altos de la Florida, no sabemos el motivo por el cual nos están haciendo esto, y desconocemos quién pueda ser el responsable. Sin embargo, creo que posiblemente pueden ser los delincuentes que permanecen en el barrio, pues tampoco sé si se trata de grupos armados ilegales, de lo único que estoy segura es que a mi marido lo mataron”, explicó una de las personas amenazadas.

Sumado a lo anterior, los desterrados se encuentran ‘a la deriva’ con decenas de niños con los que no saben para dónde ir, pues aunque en este momento están en la casa de un familiar, aseguran que dadas las circunstancias nadie les va a arrendar un cuarto con todos los pequeños. Adicionalmente carecen de recursos económicos, no tienen ropa, los niños están sucios y prácticamente están con lo que tienen puesto desde ese día.

“A nosotros nos están dando posada, pero como somos tantos estamos unos acostados sobre otros, incluso ya estamos recibiendo presiones para que desocupemos el lugar por estar generando costos en los servicios públicos y desafortunadamente no podemos colaborar con nada. Es un hecho que debemos encontrar un lugar para donde irnos. Actualmente estamos en la localidad de Bosa donde una hermana de mi esposo fallecido, pero lo que más nos preocupa es ver que la Policía niega que allá exista vandalismo y desplazamiento, aseguran que eso es mentira y por eso hasta el momento no hemos tenido la atención que se requiere”, manifestó la víctima.

Tras conocer la situación y ponerse al frente del caso, el Personero de Soacha Ariel Pinzón, informó que a su despacho se presentó un número importante de personas de la comunidad afrodescendiente de Altos de la Florida, a quienes se les recibió la denuncia y se les empezó a organizar la ruta de protección para su problema particular. De la misma manera, indicó que por parte de la Secretaría de Gobierno se organizó un Consejo de Seguridad extraordinario, que contó con la presencia de las autoridades del municipio y del departamento.

“Al parecer esta situación se deriva del asesinato de un miembro de esta comunidad por parte de una banda delincuencial que está plenamente identificada, en un trabajo que viene realizando la Inteligencia de la Policía del municipio. Lamentablemente el sistema acusatorio es un poco exigente en el recaudo probatorio, pero se está en el proceso de expedir las respectivas órdenes de captura, esa es la información que se tiene hasta el momento por parte de la Policía. Tenemos un número importante de niños y de madres que están solicitando la intervención de las autoridades, a fin de exigir protección y una ayuda humanitaria por parte de estas. En el transcurso del día estaremos dando una respuesta a ese requerimiento”, expresó el Personero.

Según señaló Pinzón, junto a la gente que está refugiada en Bosa, hay población que se ha ubicado en otros sectores de Bogotá en albergues temporales. Así mismo, indicó que no se puede afirmar que el hecho haya sido propiciado por personas vinculadas a grupos armados ilegales, pues afirmó que lo que se sabe es que se trata de integrantes de una banda delincuencial conformada por mayores y menores de edad.

“De acuerdo a la investigación que realice la Inteligencia de la Policía, se podrá descartar o corroborar si en efecto esto se debe a miembros de grupos armados ilegales que eventualmente hagan presencia en Soacha, así como la veracidad de las denuncias y los posibles autores de las mismas. Lo cierto es que afortunadamente tenemos la colaboración de los coroneles Flavio Mesa (Comandante de la Policía de Cundinamarca) y Alejandro Murillo (Comandante del Distrito de Policía de Soacha)”, concluyó Pinzón Ariza.

Habla el Alcalde Juan Carlos Nemocón

Tras concluir el primer Consejo de Seguridad realizado en horas de la mañana, Nemocón aseguró que lo sucedido en Altos de la Florida es un hecho aislado y un tema más que se deriva de la intolerancia existente en el municipio de Soacha que se debe combatir. Dijo el Alcalde que de ninguna manera eso se puede convertirse en una persecución hacia los afrodescendientes, y que por eso ha convocado todos los mecanismos de alerta para hacer una protección de los derechos de todas las personas, en este caso de los afros.

“Muy rápidamente la Policía Nacional, en cabeza del Coronel Alejandro Murillo, avanzó en la investigación y ya tiene claro que fue un menor de edad que ha cometido varios actos delictivos en el sector, el responsable de este acto. Por el momento están esperando la orden de arresto por parte de la Fiscalía, ya tienen cercada a esta persona y la investigación está andando. Esta mañana hicimos el primer Consejo de Seguridad y hacia las 6pm se hizo el segundo para mirar las medidas a tomar en torno a este caso.

La Personería ha estado al frente del proceso, hemos solicitado la presencia del Alto Consejero para las minorías étnicas de la Presidencia de la República y de otros organismos que permitan atender eficientemente esta queja, pero puedo decir que la magnitud de la amenaza no es la que se está dimensionando en este momento.
Obviamente es un tema que se debe prevenir y en el cual hay que estar encima, por ello estamos solicitando la presencia de la Gobernación de Cundinamarca para que nos permitan albergar a las personas fuera del territorio, pues evidentemente están afectados por la amenaza”, expresó el mandatario de los soachunos.

Frente a la hipótesis de una eventual responsabilidad de grupos armados al margen de la Ley, el Alcalde dijo que se ha mantenido la posibilidad de ofrecer ayudas humanitarias a las familias amenazadas. Explicó que en el segundo Consejo de Seguridad del día se detalló cada uno de esos aspectos, aunque aclaró que por ahora no existe claridad sobre el tema, y por eso no es posible abordarlo en este momento. Indicó que tampoco conoce la existencia de panfletos amenazantes, ya que ni en su Despacho, ni en el Comando de la Policía se ha podido reconocer el primero.

Aunque las autoridades no desmienten ni confirman la posible responsabilidad de personas involucradas con grupos armados ilegales, esa posibilidad no se puede descartar teniendo en cuenta que hay antecedentes (como por ejemplo el caso de la líder comunal asesinada en noviembre pasado en este mismo sector) en los que ya se ha hablado de la eventual presencia de estos delincuentes en la zona, y la posterior autoría en hechos como el registrado en los últimos días.