Ante la grave situación de invasión al espacio público y debido a la falta de medidas sanitarias de quienes venden comida en los puentes peatonales del municipio, las Secretarías de Salud y Gobierno, junto a las inspecciones de policía, vienen adelantando jornadas de recuperación de espacios e inspección de productos para verificar que se cumplan las normas sanitarias.


Según la secretaría de salud, en dos meses se han realizado 18 operativos en los puentes peatonales de San Mateo, Terreros, Quintanares y San Humberto.
Nataly Sierra, secretaria de salud de Soacha, describió el trabajo que ha venido desarrollando la dependencia a su cargo en materia de invasión al espacio público en los puentes peatonales:

“En un trabajo articulado con las demás secretarías y las inspecciones de policía de las comunas, estamos llevando a cabo una intervención en donde nuestra competencia responde a la revisión del peritazgo de los alimentos que se comercializan en las vías públicas, es decir que hacemos la verificación de las condiciones de los alimentos; cabe aclarar que ningún producto alimenticio que sea vendido en vía publica cumple con las normas higiénico sanitarias para su consumo.

Ya hemos ejecutado varios decomisos de alimentos, puesto que primero revisamos las condiciones del producto y posteriormente informamos al inspector encargado, quien dispondrá del personal para llevar a cabo la incautación. Una vez culminado el operativo, los comestibles recogidos son dispuestos a la Secretaría de Salud mediante un contrato que nos permite realizar el tratamiento adecuado para este tipo de residuos”, expuso la secretaria.

Resulta propicio aclarar que esta clase de iniciativas se han estado ejecutando en el municipio a partir del año 2012, sin embargo desde mediados de mayo pasado se está concentrando el trabajo de las secretarías y las inspecciones de policía en los puentes, debido al preocupante aumento de vendedores ambulantes que, además de apropiarse del espacio público, ponen en riesgo la salud de las personas que deciden comprar productos en estos sitios.

Haidy Cantor, coordinadora del área de saneamiento ambiental de la Secretaría de Salud, expuso el trabajo preventivo que se ha estado formalizando con todas las comunidades, precisamente para tratar de mitigar el crecimiento del comercio ambulante en el municipio.

“Estamos incentivando a las personas mediante un trabajo educativo en el cual les mencionamos los riesgos a la salud que están corriendo si siguen adquiriendo alimentos que presentan el estado de insalubridad generado en la vía pública y la condiciones anti higiénicas de los puentes; mediante estas campañas de información le estamos exponiendo a la gente el tipo de complicaciones que pueden llegar a presentar en caso de consumir un alimento en estado crítico”, precisó la funcionaria.

Justamente todas las entidades y dependencias competentes al tema coinciden al asegurar que mientras exista la demanda por parte de las personas, habrá comercio ambulante y por ende invasión al espacio público y proliferación de alimentos en condiciones de insalubridad; por este motivo, en conjunto recomiendan a los habitantes dejar de comprar bajo estas condiciones y advierten al vendedor la clase de riesgos a los que expone a los usuarios y las consecuencias que podría traer para ambos.

El objetivo para el siguiente semestre, por parte de las entidades que intervienen en el asunto, es poder ejecutar dos diligencias de desalojo y recuperación de espacio público por semana, y se espera que el trabajo preventivo que se ha venido realizando surta efecto sobre el tratamiento posterior a las acciones ejecutadas por las comisarías y las secretarías del municipio.

De la misma forma, para asegurar la solución definitiva del problema, la Secretaría de Gobierno está considerando instalar carpas de la policía cerca a los puentes peatonales para que los agentes prevean y eviten la instalación de comercio ambulante, al tiempo que se reforzará la situación en materia de seguridad y cuidado del patrimonio municipal.