Otra estrategia para frenar a los colados en Transmilenio

El sistema pierde hasta $10 mil millones semanales por los colados en Transmilenio, por eso se está implementando otro mecanismo para obligar a que los usuarios paguen el pasaje.

Transmilenio ha venido instalando una serie de puertas metálicas y automáticas para evitar que los usuarios ingresen sin pagar el pasaje. No obstante, muchos consideran que se está haciendo una elevada inversión que no vale la pena.

“Es que aprovechan para colarse cuando el bus llega a recoger y descargar, entonces no hay puerta que valga. Creo que esa platica se perdió”, dijo Abraham Ramírez usuario residente en San Mateo, Soacha.

Pero la empresa avanza en la instalación de 693 puertas automáticas que no son de vidrio, sino de metal, como una apuesta para frenar los colados en Transmilenio.

Por otro lado, la empresa de transporte masivo anunció que se avanza en otra estrategia para evitar los colados. Se trata de torniquetes metálicos que van de piso a techo para impedir que las personas ingresen sin pagar.

El usuario debe validar el pasaje para que el torniquete se abra

“Este sistema me parece que está funcionando bien, pero considero que hay que ser más drásticos en las sanciones y educar a la gente para que pague el pasaje”, añadió Carolina Sarmiento, usuaria residente en el barrio Quintaparedes, en Bogotá.

Según Orlando Cely, gerente de Transmilenio, la evasión del pasaje deja pérdidas al sistema entre ocho y diez mil millones semanales, por eso continúan en la implementación de herramientas para evitar los colados en el sistema.