Con urgencia Claudia López pidió al Concejo de Bogotá aprobar más de 1 billón de pesos para Transmilenio, sumado al compromiso del Gobierno Nacional de cubrir la mitad de la deuda.

 Si bien los argumentos del hueco fiscal que tiene Transmilenio se soportan en la pandemia, los concejales ponentes del proyecto ‘Rescate Social’, Rubén Darío Torrado y Adriana Carolina Arbeláez, dijeron que al déficit propia del coronavirus, se suma el vandalismo que sufrió el sistema durante las protestas.

Transmilenio informó que en 2019 el sistema tenía un déficit de $892 mil millones, pero el impacto negativo de la pandemia hizo que la cifra aumentara a 2,1 billones de pesos, pero a esto hay que sumarle alrededor de $25 mil millones producto de la destrucción de estaciones, buses, cámaras y otros elementos durante las protestas.

Lo paradójico es que la alcaldesa Claudia López pidió con urgencia al Cabildo aprobar 1.15 billones de pesos para inyectárselos a Transmilenio, y gran parte de este dinero saldrá del bolsillo de los bogotanos.

“Tenemos que hacer una vaca. Los ciudadanos este año no podían aportar a esa vaca. Congelamos la tarifa, porque los ciudadanos la están pasando difícil. El Gobierno Nacional está contribuyendo poniendo el 50 % del déficit causado por el COVID-19, pero también desde los impuestos de los bogotanos tenemos que hacer una contribución, y por eso, hemos pedido al Concejo de Bogotá que nos dé más recursos”, sostuvo la mandataria.

Algunos concejales consideran que es un chantaje de la mandataria distrital asegurar que si no se aprueban los recursos, Transmilenio cerrará en agosto.