Se cumplieron años desde que este tesoro natural ubicado en el departamento de Vichada fue declarado área protegida. Con motivo de su aniversario, se destacan sus paisajes y naturaleza mágica.

Escuchar el “sonido ensordecedor” del raudal Maipures en las noches —raudal catalogado por Alexander Von Humboldt como la octava maravilla del mundo—; navegar por caños y ríos mientras el reflejo de las nubes en el agua genera la sensación de que se está flotando; y ver los amaneceres y atardeceres sobre el magnificente río Orinoco, son solo algunas de las escenas que Julia Miranda, directora de Parques Nacionales Naturales de Colombia, evoca cuando recuerda sus visitas al Parque Nacional Natural El Tuparro, un sitio que cumple 40 años de haber sido declarado área protegida

En 1980, con 548.000 hectáreas, este lugar fue declarado como Parque Nacional Natural. Su importancia hizo que en 1982 también se declarara como monumento nacional y zona núcleo de la Reserva de Biosfera. Así mismo, es considerado como Área Importante para la Conservación de las Aves (AICA). 

El Tuparro, que ahora tiene 557.000 hectáreas, es un tesoro natural para Colombia. Alberga pictografías y cementerios indígenas milenarios, lo recorren aguas cristalinas, cuenta con formaciones rocosas increíbles, y reúne, como ningún otro sitio, los cinco ecosistemas de la  Orinoquia: bosques de galería y de tierra firme, sabanas secas e inundables y afloramientos rocosos. 

También, tiene una extensa red hidrográfica, parte de la cuenca del río Orinoco, que sostiene una gran diversidad acuática conformada por especies como la tortuga charapa, el caimán llanero y el emblemático pavón, y que atrae a especies terrestres como los venados de cola blanca, las dantas y las aves locales y migratorias. Deslice las fotos para conocer más de este asombroso lugar.

Apoyo:Semanasostenible.com