Periodista víctima de un violento atraco en Bogotá tomó ruta sugerida por Waze

La periodista víctima de un violento atraco en Bogotá iba con su conductor y tomó una calle angosta, allí cuatro sujetos rompieron los vidrios, los robaron y los amenazaron con matarlos.

Aunque el violento atraco sucedió el pasado martes 7 de junio, solo hasta la tarde del domingo la periodista contó lo sucedido a través de su cuenta de Twitter.

La presentadora de Noticias RCN, Maritza Aristizábal, contó detalles del atracó y aseguró que los hechos fueron tan violentos, que encomendó su hija a Dios porque pensó que los iban a matar.

Maritza Aristizábal contó que a eso de las 6:20 p.m. del pasado martes había mucho trancón en la zona y junto a su conductor, decidieron tomar la ruta sugerida por Waze, en el sector de La Perseverancia.  

“Yo iba hablando por teléfono con una amiga. 50 metros más adelante había un carro bloqueando la vía. El conductor trata de dar reversa y en ese momento aparecen varios tipos con armas blancas que nos rodean, yo alcancé a contar cuatro”, relató la periodista en un hilo de Twitter.

Contó que los delincuentes, con cuchillos y navajas, los amenazaron para que entregaran sus pertenencias.” Uno rompe el vidrio de atrás, me amenaza con cuchillo y dice que le de todo o me va a matar. Otro amenaza al conductor y le quita el teléfono. Uno más entra por la ventana del copiloto y desde ahí empieza a sacar lo que encuentra. El último se monta al carro en la parte de atrás”, añadió.

La periodista, prosigue su relato: “Ese es el momento más difícil, me agarra como para bajarme y me intimida con una navaja mientras repetía que le diera todo o me mataba, yo ya no tenía nada más que darle, se los juro, solo me quedaba la vida. Era tal la agresividad de los ladrones que me vi muerta”, añadió.

Por fortuna y como una ayuda divina, pasa lo inesperado. “Cerré los ojos y como despedida dije: Dios te dejo mi familia y mi bebé, cuídala… Al final ellos se van, ¡Se van!, no lo podía creer, además en medio de la confusión yo había logrado sacar mi cédula, el registro civil de mi hija quedó en el piso y el conductor tenía sus papeles”.

Maritza Aristizábal cuenta que a pesar de que los delincuentes se fueron y los dos estaban vivos, ella entra en shock y luego avisan a las autoridades.

Tres días después, la policía la llama y le comenta que sus pertenencias fueron recuperadas. “El viernes me llaman a decirme que lo recuperaron todo. Impresionante. Ustedes no se imaginan el trabajo que hace la policía en investigaciones y operativos que incluso puede costarles la vida. Creo que no hay profesión más arriesgada, sacrificada y al mismo tiempo ingrata”, sostuvo

Luego de la entrega de sus pertenencias, la periodista dijo que su única forma de agradecerle a la policía fue invitarlos a un café “y tomarme una foto con ellos que sí son héroes”, puntualizó.

Foto: Las2Orillas