La Personería de Bogotá inició una investigación contra Transmilenio por posibles irregularidades en el sistema de vigilancia y control de las estaciones.

Los usuarios de Transmilenio reportaron que, tanto en los articulados como en las estaciones la inseguridad se ha disparado, sobre todo en horas de la noche.

Le puede interesar: Mientras concejal hablaba de inseguridad en Bogotá, delincuentes apuñalan y roban a su esposa

De acuerdo con un reciente informe de la Personería de Bogotá, una de las principales problemáticas en torno a la sensación de inseguridad en la ciudad tiene una estrecha relación con los hurtos, tanto dentro como a los alrededores de los medios de transporte masivos con los que cuenta Bogotá y parte de Soacha.

 El entorno, los buses y las estaciones de Transmilenio donde hay una gran afluencia de personas se han vuelto un foco de múltiples hechos delictivos, donde el hurto es el delito más alto.

Según los dos informes presentados, tanto por la Personería de Bogotá como por Transmilenio, los trayectos que más presentan problemas de inseguridad son: Portal Norte, Portal 20 de Julio, la Avenida Jiménez, Portal Sur, Portal de la Calle 80, Ricaurte, Tunal y las Estaciones de Soacha en menor recurrencia.

A las denuncias por la inseguridad de Transmilenio, se suman los atracos con armas de juego y cortopunzantes en alimentadores y Sitp.

También puede leer: Muere persona en accidente entre motocicleta y un bus de Transmilenio en Bogotá

Lo cierto es que el ministerio público, representado por la Personería de Bogotá, hace énfasis en que Transmilenio debería reforzar en las horas de la noche el pie de fuerza, tanto con vigilantes como con policías.

Este proceso de control se llevó acabo tras la denuncia diaria de los usuario y también por el ataque con arma blanca que recibió la esposa del concejal Javier Ospina en la Calle 57.