Sumapaz será parte de un plan piloto de conservación ambiental y reconciliación en la búsqueda de paz, que servirá como aporte a la mega meta de zonificación del país que deberá estar lista en dos años.


El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo, lideró la jornada nacional de siembra de árboles en honor a las víctimas del conflicto armado en Colombia, en preparación para el posconflicto.

“Tendremos aquí un piloto de conservación ambiental y reconciliación, de construcción de paz, y como tenemos la tarea de hacer en dos años la zonificación ambiental de todo el país, vamos a empezar obviamente con los pilotos. Eso implica unas tareas de delimitación, declaraciones adicionales de áreas protegidas y planes de manejo para determinar en dónde podemos hacer qué tipo de actividad”, explicó el Ministro de Ambiente.

Este piloto, que se realizará en conjunto con la CAR Cundinamarca y la Gobernación de Cundinamarca, aportará a la zonificación y ordenamiento ambiental, con lo que el territorio podrá organizarse en esta nueva etapa del país, para proveer bienes y al mismo tiempo garantizar a perpetuidad los servicios ambientales que prestan sus ecosistemas.

El proyecto contribuirá a la conservación del páramo más grande del mundo, ubicado al sur del departamento de Cundinamarca durante el posconflicto.

Desde el corregimiento de San Juan del Sumapaz, se resaltó la importancia estratégica de este ecosistema para la preservación del recurso hídrico, la biodiversidad y la cultura campesina, en cuyas manos está la seguridad alimentaria de millones de colombianos del centro del país.

“El manejo del páramo de Sumapaz nos demuestra la viabilidad real del pago por servicios ambientales. Es hora de pasar del papel a la acción”, concluyó el Ministro al referirse a la estrategia impulsada desde el Ministerio que busca pagar a quienes conserven y recuperen los ecosistemas naturales y en la que se incluirá a excombatientes de las Farc.

Fuente: Radiosantafe.com