Luego de operativos adelantados en cada una de las comunas del municipio de Soacha, la Policía logró la captura en flagrancia de 18 personas que integraban una banda dedicada al expendio de estupefacientes e incluso a secuestrar personas.


Es de anotar que la banda delincuencial tenía secuestradas a dos personas en una vivienda del sector de La María, comuna tres de Soacha, en donde además las autoridades lograron la incautación de 10 armas de fuego.

“Se trata de una retaliación entre dos bandas que operan en la frontera entre Soacha y Bogotá y dedicadas al tráfico local de estupefacientes. Lo que encontramos es que tenían a dos personas amarradas dentro de una casa del barrio La María con el fin de sacarles información; lo que sabemos es que después de tenerlos por un día, los asesinarían porque pertenecían a la otra banda. Nosotros logramos ingresar y capturar en ese momento a 8 personas”, manifestó el coronel José Miguel Correa, comandante de Policía del departamento de Cundinamarca.

Durante el mismo allanamiento la policía incautó a los secuestradores dos armas de fuego tipo revolver, 36 cartuchos calibre 38, una pistola neumática y un fusil hechizo, tipo artesanal. Con estas armas los capturados tenían intimidadas a sus víctimas y sembraban terror en la comunidad de La María y sectores aledaños.

En el mismo sector se llevó a cabo otro operativo en el que fueron capturados dos sujetos de 25 y 39 años, quienes de acuerdo con la información suministrada por las autoridades pretendían emplear un arma de fuego tipo revolver y munición para atentar contra un residente del sector. Uno de los capturados ya enfrentaba cargos y tenía una orden de captura vigente por el delito de homicidio.

Por otro lado, los operativos realizados en las comunas cuatro y cinco del municipio permitieron la captura de 4 sujetos, que en el momento tenían en su poder siete armas de fuego, entre ellas una pistola con silenciador a la que le están realizando estudios para determinar si ha sido utilizada en la comisión de homicidios, registrados en territorio soachuno o en algún otro lugar del país.

Las personas capturadas durante los operativos realizados por la Policía de Cundinamarca fueron puestas a disposición de un juez y asumirán cargos por los delitos de: porte ilegal de armas, secuestro simple y concierto para delinquir. Doce de los capturados ya están con medida intramural.