El grupo de prevención y educación ciudadana de la Policía de Soacha, con el apoyo de la escuela de seguridad ciudadana de Ciudad Verde, realizó una chocolatada para compartir un momento agradable con los habitantes de calle del barrio la María.


Los habitantes de calle del barrio la María disfrutaron de una tarde agradable junto a los integrantes del grupo de prevención de la Policía, quienes llegaron en horas de la tarde del sábado para compartir un chocolate con queso y pan con el objetivo de fortalecer lazos de amistad con esta comunidad.

“Esta iniciativa se realiza con el apoyo de la escuela de seguridad ciudadana de Ciudad Verde y busca integrar al habitante de calle. A veces muchas personas se dedican a estigmatizar pero no conocemos la problemática que puede tener una persona de estas, entonces quisimos llevarle un mensaje de sensibilización y mirar de qué forma podemos ayudar a estas personas a salir de esa situación difícil en la que se encuentran”, expresó el Subintendente William Ibáñez Jefe del área de prevención y educación ciudadana de la Policía Soacha.

La actividad fue bien recibida por los habitantes que se acercaron poco a poco, manifestaron su gratitud hacia el grupo de prevención por tenerlos en cuenta y darles un trato digno y respetuoso como ellos se lo merecen.

“Le agradezco a la Policía y a personas de Ciudad Verde que están participando en este programa, yo agradezco esta actividad y espero no sea ni la primera ni la ultima, estamos en una parte donde la mayoría son los carretilleros y personas que reciclan, entonces lo más bonito es apoyarlos con esta actividad que la policía está haciendo”, afirmó Mario Palacios, habitante del barrio La María.

Para seguir fortaleciendo el vínculo de amistad entre comunidad y Policía, Ibañez indicó que se realizarán próximamente actividades como: cine al barrio, creación de frentes de seguridad y encuentros comunitarios que permitan más cercanía con los habitantes, ya que el grupo de prevención desea cambiar esa actitud apática que tiene algunas personas cuando los ven llegar y por el contrario solo desean ayudar y generar confianza para este sector.

“La gracia es que ellos vean al policía no como el que ejerce control, sino como un amigo más en quien pueden confiar, contar los problemas que ellos posean y poder darles solución a todas la anomalías que les están ocurriendo”, manifestó el patrullero Santiago Mora.

Esta chocolatada contó con la asistencia de más de cien personas; la comunidad manifestó alegría y solicitaron realizar nuevamente este tipo de actividades que unen a la comunidad y fortalecen vínculos con la institución policial.