El explosivo se encontró en el antejardín del restaurante Casa Alternativa en la localidad de Teusaquillo, Bogotá, justo donde se reunieron integrantes del Pacto Histórico.

Aunque habitantes de la zona se dieron cuenta del elemento extraño y avisaron a la Policía, quien hizo la denuncia ante la opinión pública fue el senador Julián Gallo, excombatiente de las Farc y miembro del partido Comunes; dijo que era «una amenaza terrorista» de quienes quieren “retroceder en la paz”. Además, hoy estaba planeada una nueva actividad en este lugar de la capital.

El director de la Policía, general Eliécer Camacho Jiménez, confirmó que junto al explosivo había un dispositivo celular apagado y un kilo y medio de anfo.

El partido Comunes tenía planeada una reunión en este lugar, incluso varias personas aseguraron que el atentado iba dirigido contra este grupo político.

Foto: cortesía