En atención a la estrategia nacional contra el secuestro y la extorsión, la Policía Nacional en un trabajo conjunto de corresponsabilidad con la red de cooperantes, logró rescatar a una menor de tres meses de nacida, quien había sido secuestrada horas antes en el barrio Mirador de Corintos en Soacha, por delincuentes pertenecientes a una organización autodenominada ‘Los Tolima’.


Los delincuentes aprovecharon que la madre de la menor se encontraba trabajando y en un descuido de la bisabuela, quien estaba a cargo de la recién nacida, raptaron la menor de su lugar de residencia.

A las 07:00 de la noche la madre de la menor dio aviso a la Policía Nacional de la desaparición de su hija, organismo que en una oportuna reacción con unidades de la seccional de investigación criminal, seccional de inteligencia, policía del cuadrante y personal de infancia y adolescencia, desplegaron un plan de recolección de información, búsqueda y rescate.

Labores de investigación, inteligencia y relacionamiento con la comunidad permitieron establecer que la menor estaba en el lugar de residencia de un vendedor ambulante de gelatina en el barrio Santo Domingo, de la localidad de ciudad Bolívar en Bogotá.

En el operativo, los investigadores consiguieron rescatar la menor sana y salva y fue llevada al hospital de la Policía Nacional para ser atendida por especialistas.

Personal adscrito a la seccional de investigación criminal de la policía en Cundinamarca, se dirigió hasta el lugar en mención en donde se logró la captura de un sujeto de 35 años de edad, quien tenía la niña en su lugar de residencia; el delincuente pretendía venderla en alguno de los municipios de la sabana occidente de Cundinamarca.

El capturado es integrante de una banda delincuencial autodenominada ‘Los Tolima’, vinculados en la comisión de diferentes delitos tales como homicidio, extorsión y porte ilegal de armas. De la banda delincuencial se tienen cuatro delincuentes más individualizados.

El capturado fue dejado a disposición de la (URI) fiscalía seccional de Tunjuelito en Bogotá, donde deberá responder por el delito de secuestro agravado, pena que incurre entre 35 y 40 años de prisión sin derecho a rebaja de pena.

Fuente: ANNP