A pesar de la advertencia que hace un año hicieron los habitantes de los barrios Olivares, Pablo VI y León XIII sobre la demora en la obra de alcantarillado de aguas lluvias y residuales que se adelanta en la zona y debido a recebo y montones de tierra dejados por los obreros, anoche se inundaron varias viviendas del sector.


El fuerte aguacero que cayó en la zona le halló la razón a los habitantes de la comuna tres y por culpa del contratista que adelanta la obra, varias familias de los barrios Olivares, León XIII y Pablo VI resultaron inundadas y pasaron parte de la noche sacando agua con baldes, escobas y recipientes.

Según el vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de Pablo VI, Jeremías Villalobos, el contratista no ha hecho sino amontonar tierra y recebo, elementos que represan el agua cada vez que llueve. “El problema es que es una obra que viene desde la María y llevan como tres años haciéndola. Hace un año advertimos de la lentitud de esta y de la cantidad de tierra que nos dejaban, pero nadie ha tomado cartas en el asunto. Trabajan dos días y paran 8, 15 y hasta un mes, entonces así cómo van a terminar”, sostuvo el líder comunal.

Los puntos más críticos que resultaron inundados fueron las viviendas ubicada sobre la Tranversal 15 y la calle 2A, entre Pablo VI y León XIII.

El mismo caso ya había sido denunciado por los habitantes de Pablo VI y publicado por este medio, pero al parecer al contratista, al interventor y a los responsables de la obra no les interesa la opinión ciudadana porque siete meses después es muy poco lo que se ha avanzado. Y la historia se volvió a repetir con el aguacero de anoche.

Ver: 4166