Gracias a las medidas tomadas desde el año 2009 en el municipio de Soacha, donde se prohíbe en todo el territorio la distribución, venta y uso de pólvora, se ha logrado de manera determinante salvar la integridad de niños y adultos del municipio y contribuir a la disminución en las cifras de quemados por pólvora en Bogotá en los dos últimos años.


Para el año 2011, la Administración Municipal y su Alcalde José Ernesto Martínez ratifican la prohibición para la distribución, venta y uso de la pólvora y de fuegos artificiales producidos con este explosivo en todo el municipio, consagrados en los Decretos 388 y 438 de 2009, como medidas que rigen de manera permanente en Soacha.

Es así que se exhorta a la Policía Nacional, a las Secretarías de Gobierno y Salud municipal para que ejerzan los respectivos controles, al mismo tiempo para que desarrollen campañas de educación preventiva con la ciudadanía.

En cuanto a las medidas sancionatorias a los infractores de dicha prohibición la Administración Municipal recuerda que el incumplimiento de la norma con llevará al decomiso del material y la aplicación de multas cada vez de 25 SMDV (salarios mínimos diarios vigentes), recursos que serán destinados a los damnificados por el invierno en Soacha.