La labor que desde mediados del año 2011 realiza el programa conjunto de las Naciones Unidas en Altos de la Florida, fue reconocida por la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia (APC), entidad que estuvo visitando el sector para conocer de primera mano los avances logrados en la comunidad, a través de este trabajo.


Huertas caseras, vivienda saludable, emprendimiento, capacitación para agentes comunitarios, captación de aguas lluvias para suplir la falta de este recurso y prevención del reclutamiento forzoso, entre otras acciones, son el resultado de esa gestión que ha realizado Naciones Unidas en el sector, permitiendo mejorar la calidad de las personas que residen allí, generando opciones para su supervivencia, en medio de las adversidades que enfrentan estas personas.

“Desde APC el apalancamiento este año fue de aproximadamente 150 millones de pesos, en esta visita a terreno pudimos evidenciar todo el trabajo conjunto y todo el empoderamiento de la comunidad. Es muy valioso ver los lazos comunales que se han formado gracias al proyecto, pues el vecino ya no se ve como el enemigo, sino como el compañero en temas de producción, saneamiento y evolución de esta iniciativa. Para nosotros es una de las experiencias más enriquecedoras en cuanto a proyectos que se tienen en este año”, explicó Carolina Echeverry, Delegada de APC.

Echeverry aseguró que frente al futuro se espera que todos los apalancamientos y todos los procesos que viene realizando la comunidad tengan sostenibilidad en el tiempo, por lo cual se espera que haya voluntad política por todas partes y por todos lados para que este programa se apropie más y pueda continuar su desarrollo normal. “Lo mejor es ver esos lazos comunitarios, la gente se ve segura la una a la otra. A través de este tipo de programas la gente puede poner a funcionar un proyecto de vida por medio de un pequeño impulso, pues finalmente lo que nosotros hacemos es dar ese impulso con el fin de que la gente se apropie del proceso, así quedó evidenciado en esta visita”, expresó Echeverry.

Flor Ángela González, es una de las dinamizadoras del programa de agricultura que lidera la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación). Ella lleva tres años con la huerta casera, empezó el proceso con el acompañamiento de la Alcaldía, aunque esta entidad no continuó con el trabajo. No obstante, desde que llegó la FAO, la organización ha apoyado y ayudado a continuar ese trabajo, en el que actualmente se realizan procesos productivos, que a criterio de ella son muy buenos y muy alentadores:

“Una fortaleza que tenemos es la posibilidad de comercializar los productos que cultivamos, la idea a futuro es poder exportar los alimentos y llevarlos a otros países como Estados Unidos. Ese es nuestro objetivo, confiamos en Dios en que nunca se nos vaya a caer”, concluyó González.