Problemas entre vecinos en Soacha se está saliendo de control

Una de las familias puso en evidencia los problemas entre vecinos en Soacha cuando denunció que estaba siendo blanco de ataques, al parecer por la instalación de unas cámaras de vigilancia. Conozca las dos versiones del hecho.

Dianit Ramírez, residente del municipio de Soacha, es la denunciante y la persona que dio a conocer el caso a la opinión pública. Asegura que el problema con sus vecinos empezó cuando las autoridades quitaron una olla de consumo que había dentro del barrio, en el sector de Compartir.

Afirma que a partir de ese momento fue que sus vecinos, la familia Gómez, empezaron a agredirla a ella y a su familia, física y verbalmente, acusándolos de ser responsable de dar a viso a la policía. Desde entonces, manifiesta, puso el denuncio en la Fiscalía, pero fue archivado por falta de pruebas.

Posterior al denuncio, Dianit afirma que las amenazas y agresiones continuaron. Asegura que su vivienda fue violentada en varias ocasiones y que le dañaron las plantas del jardín que vendía, le rompieron los vidrios y la golpearon varias veces. Cansada de poner las denuncias y que no pasara nada, manifiesta que decidió, con ayuda de otros vecinos, mandar a instalar una red de cámaras de vigilancia para evidenciar el comportamiento de la familia señalada.

Desde entonces, todo empeoró, asevera Dianit, pues menciona que las amenazas en contra de ella y de su familia se incrementaron y que, además, han amedrentado a los vecinos que colaboraron con la instalación de las cámaras. “Las cámaras las pusimos como motivo de vigilancia, ya que uno pasaba y veía las acciones de ellos, pero no teníamos las evidencias; venían muchos expendedores aquí a comparar y a vender marihuana; pasaban cosas terribles por esta cuadra.», puntualizo Dianit.

También leer: Los ‘vecinos’ indeseables del barrio Compartir

En consecuencia, manifiesta que el ataque más reciente contra ella y su familia fue a mediados del mes de septiembre; dice que sus vecinos llegaron con machetes y le rompieron los vidrios de la casa, los amenazaron y les dañaron una de las cámaras. De este acontecimiento, Dianit da evidencia que a su esposo le cayó una esquirla de vidrio en el ojo, y que le tuvieron que realizar una cirugía, además de afirmar que ahora él debe esperar tres meses para exponerse nuevamente a otra cirugía y así analizar cómo evoluciona la visión.

Otra de las preocupaciones que expone la mujer es la salud de su hija menor, quien se encuentra en estado de embarazo y, a raíz del estrés por las diferentes alteraciones, ha presentado sangrados. Según la menor, los médicos le indicaron que su embarazo se encuentra con amenaza de aborto y debe estar lo más tranquila posible.

Habla la familia Gómez, dice que los señalamientos no son ciertos

Frente a estas acusaciones, la familia Gómez, que en este caso son los vecinos señalados, manifestó que las declaraciones de la señora Dianit no son ciertas y que están dañando y atentando contra el buen nombre de la familia.

Patricia Gómez afirma que el problema con sus vecinos viene presentándose desde hace tres años y que no se dio por la instalación de las cámaras, sino por inconvenientes entre la hija menor de la señora Dianit y el hijo mayor de la señora Patricia.

“A raíz de esto, un día mi hijo se estaba peleando con el esposo de la señora, por unos insultos que ella le hizo, y ella tomó unas tijeras por detrás y lo apuñaló, aseguro Patricia, a la vez que afirmó que su hijo fue intervenido quirúrgicamente y por poco pierde la vida.

Después de esto, Patricia manifiesta que ha habido muchos problemas entre las dos familias. “Ella cada vez que nos ve nos ataca, nos agrede, no puede vernos en la cuadra porque nos llama a la policía, nos toma fotos”. Además mencionó que su vecina ha distribuido información falsa en las redes sociales. “Nosotros no somos vándalos ni ladrones, ni vendemos vicio, como ella asegura», puntualizó.

Le puede interesar: Problemas entre vecinos genera cancha de Quintas de la Laguna

Patricia afirma que la mayoría de ellos no viven en dicha cuadra, pero deben ir frecuentemente porque tienen que estar pendientes de su madre, una adulta mayor que reside en el lugar. Además, asegura que también han presentado denuncias ante la Fiscalía y que este próximo 25 de octubre tienen una citación por agresiones de un perro perteneciente a la señora Dianit, en contra de su esposo.

Wilson Gómez, quien sí reside en el lugar, y que además se ve en el video de la agresión contra la casa de la señora Dianit, reconoce que no debió actuar de esa forma y asegura que ese día en horas de la tarde iba saliendo hacia su trabajo y fue insultado y amenazado por su vecina. Dice que en el momento no le prestó atención porque iba con afán, pero luego de tomarse unos tragos, sintió rabia y se dejó llevar por ese sentimiento, ya que asegura que la señora ha estado dañando el buen nombre de su familia.

De otro modo, Wilson aseguró que su familia no tiene ningún problema con las cámaras, y que muchas de las reacciones que han tenido han sido debido a las intensas provocaciones de su vecina.  Asimismo, manifiesta que él y su familia se encuentran cansados de los constantes problemas y, que lo único que quieren por el bien de sus familias, es vivir en paz, ya que esta situación ha estado afectando a los seres queridos de ambas partes.

Finalmente, Yuli Gómez, hija de Wilson, mencionó que el mayor interés que tienen es que se limpie el buen nombre de su familia, ya que, afirma, están siendo afectados por la publicación de falsas noticias, que incluso, ya en la calle han sido atacados por personas que solo conocen una versión del problema.

“Queremos que toda esta difamación que la señora está haciendo en contra de mi familia se borre. Aquí, si quieren, pueden venir a hacer allanamientos, pueden hablar con los vecinos y preguntar qué clase de personas somos. Lo único que queremos es paz, nosotros tenemos hijos, abuelos, nietos, somos personas adultas y no es justo que inocentes paguen por estos problemas entre vecinos”, puntualizó.

cargando...