Luego de recibir una capacitación intensiva por parte del grupo de policía de Infancia y Adolescencia, 285 estudiantes del grado once de la I.E. las Villas se graduaron por participar en el programa DARE.


movilidad-.jpgEl programa «Educar Para Prevenir y Resistir el Uso y el Abuso de las Drogas y la Violencia» DARE, nació en la década de los 80 en Estados Unidos debido al problema que atravesaba el país en cuanto a consumo de drogas y violencia juvenil e intrafamiliar. Ahora se aplica en diferentes países que padecen la misma problemática, y para el caso colombiano es impulsado por la Policía Nacional.

La Intendente Rossi Acosta, coordinadora de la Policía de Infancia y Adolescencia del municipio, dijo que es un programa que se ha venido trabajando en las instituciones educativas de Soacha con el fin de prevenir el consumo de sustancias psicoactivas, alcohol y sensibilizar en Ley 1098 para evitar brotes de violencia y toda clase de delitos que puedan cometer los jóvenes.

Es un programa liderado por la Policía y en coordinación con las instituciones educativas se organiza la capacitación para que los estudiantes tengan conocimiento sobre las drogas y temas relacionados directamente con los jóvenes.

«Tengo cuatro instructores DARE en Soacha y uno en Sibaté y con ellos estamos llegando a los colegios de acuerdo a la problemática y necesidad de cada uno», explicó la coordinadora de Policía de Infancia y Adolescencia.

Para el caso específico de la Institución Educativa las Villas, la Intendente resaltó la colaboración del colegio ya que permitió capacitar a los estudiantes en horario intensivo. Fueron diez lecciones distribuidas en siete horas en temas como:

Toma de decisiones, La personalidad, Decisiones y Consecuencias, Los Jóvenes y la Ley 1098 o Ley de Infancia y Adolescencia, Ambientes seguros libres de drogas, Tolerancia, Drogas, Medios de Comunicación y Violencia, Manejando la ira y resolviendo el conflicto con drogas, violencia intrafamiliar y familiar, Escogiendo alternativas para la no violencia, y creando relaciones seguras y saludables entre adolescentes.

Durante la capacitación los 285 jóvenes tuvieron además la oportunidad de escuchar charlas sobre tribus urbanas, sectas satánicas, clases de maltrato infantil, fugas de hogar, barras bravas, protitución infantil, acoso y abuso sexual.

rey-2-3.jpgEl comandante del primer distrito de policía, coronel Alejandro Murillo, compartió con los graduandos que asitieron al teatro Sua, y dijo que «la única forma de romper con esa cadena y evitar que niños y adolescentes consuman droga e integren pandillas juveniles, tribus urbanas, barras bravas y en general cualquier forma de violencia, es a través del conocimiento, es decir, con la educación».

El coronel Murillo explicó que Colombia pasó de ser un país exportador para convertirse en consumidor de drogas y resaltó el problema del microtráfico, que no es más que la venta de cantidad de dosis pequeñas de drogas, especialmente a los jóvenes. Dijo que el cambio generacional de hoy ha conducido a que los niños y adolescentes se comporten muy individualmente, o sea, que ya no hay vida en comunidad.

Invitó a los padres de familia a asumir con mayor responsabiliodad su papel de orientadores del hogar. «El colegio da herramientas y conocimiento, pero la base de la educación es la casa, el hogar», recalcó el coronel.

Finalmente envió un mensaje contundente a los jóvenes y dijo que «este programa DARE sirve para que ustedes sean responsables de su propia formación. El futuro de ustedes se asume diariamente, desde ahora y los invito a que se llenen de valor, de conocimiento y APRENDAN A DECIR NO, NO A LAS DROGAS, NO A LA VIOLENCIA…».