El 10 de diciembre de 2009 inició la construcción de la nueva planta física de este colegio de la comuna seis, con el propósito de ofrecer a la comunidad educativa de esta institución un lugar digno y apto para atender sus necesidades, pero aunque en principio se había dicho que los trabajos estarían listos hace casi un año, hoy la obra permanece paralizada sin ninguna señal de avance.


Todo se desprende del Convenio 1207 de 2009, por medio del cual el Ministerio de Educación Nacional y la Administración Municipal contrataron a la ‘Fundación Gestión Educativa’ para realizar las labores de ‘Ejecución de proyectos de Infraestructura Escolar en el municipio de Soacha’ por un valor inicial de $3.036.000.000, los cuales a su vez incluían dos fases: “Diseños de la sede Primaria y la sede Secundaria de la Institución Educativa Las Villas” y “Construcción de la sede Primaria ‘La Fábrica’”. La primera corresponde a la remodelación de las antiguas instalaciones del colegio y la segunda a la construcción de la tan sonada nueva sede que ha tenido en vilo a estudiantes, padres de familia y docentes desde hace ya varios meses.

Aunque al comienzo las obras avanzaron con un óptimo ritmo, hoy reina la incertidumbre entre la comunidad debido a que desde que inició la intervención, lo único que se puede ver son los cimientos del nuevo edificio, sin olvidar que en lo que respecta a la remodelación de la sede principal, está literalmente ‘en veremos’:

“Los miembros del Consejo de Padres de la IE Las Villas estamos bastante inquietos por la suspensión de las obras. En un principio estábamos muy contentos cuando vimos la iniciación de los trabajos frente a la Secretaría de Desarrollo Social (Cll. 13 con Cr. 1), sin embargo vemos con asombro que la obra se encuentra paralizada desde el mes de marzo. Producto de esta situación y luego de varias reuniones que hemos tenido con el Sr. Rector, decidimos conformar una veeduría ciudadana entre los padres de familia y desde ya empezamos a denunciar el Convenio 1207 de 2009, que fue el instrumento por medio del cual se inició la construcción. La Interventoría es del ‘Consorcio Las Villas’, pero aun así la obra ha sido interrumpida en varias ocasiones; la última porque (según lo que hemos averiguado) el Contratista abandonó la obra, por lo que si eso llegase a ser cierto, los contratantes deben entrar a verificar las pólizas de cumplimiento para empezar a demandar a quienes incumplieron su deber. Esto puede demorar muchos años en resolverse, no entendemos cómo el Ministerio y la Administración Municipal no se han pronunciado al respecto”, explicó Pedro Guzmán, Veedor y Secretario del Consejo de Padres del Colegio Las Villas.

A propósito de lo anterior, Guzmán señaló que la Secretaría de Educación anunció que fueron asignados recursos por $1.700’000.000 para iniciar trabajos en ‘La Fábrica’, pero aclara que estos no corresponden a la construcción de la nueva sede que se había trazado inicialmente, sino a un sitio contiguo en el mismo terreno, por lo que advierte que lo que inicialmente se pensó como la nueva sede del colegio quedará ‘abandonado’.

De igual manera, el Veedor aseguró que en ese mismo anuncio, se dijo que habría una asignación de recursos por $3.500’000.000 para la demolición, construcción y remodelación de las antiguas instalaciones del colegio, las cuales presentan bastante deterioro y un peligro constante tanto para alumnos como para profesores, advirtiendo que esta edificación se puede derrumbar en cualquier momento.

En este tema vale la pena citar lo expresado por el Secretario de Educación, Juan Miguel Méndez en una comunicación enviada el pasado 4 de agosto al Licenciado Rafael Fonseca, Rector de la IE Las Villas, donde explica que: “ya se realizó la adición presupuestal que se estaba esperando por parte del Concejo Municipal, para así poder iniciar los trámites pertinentes, pero igualmente se está dando prioridad a la construcción de la sede de ‘La Fábrica’ Las Villas; al dar terminación a este proceso se iniciará con la sede principal de la Institución Educativa Las Villas”. Lo que no se explica, es cómo si se ya se cuenta con esas adiciones, por qué la obra continúa paralizada:

“Sin embargo, nos dicen que van a iniciar los trabajos de la nueva construcción que hay, para luego comenzar la licitación y contratar esa remodelación, algo que podría tardar mucho tiempo y no sabemos si se logre, lo único importante es que es urgente que esto se haga. Es de recordar que el Contrato inicialmente contemplaba sólo la construcción de la nueva sede y los $1.700’000.000 adicionales que mencioné anteriormente son para ejecutar una construcción nueva al lado de lo que quedó abandonado. Que no nos vengan ahora con el cuento que abandonaron, pues incluso he oído rumores de que los contratistas se van a declarar ‘en quiebra’. Si eso llegara a pasar, no va a suceder absolutamente nada, por lo que consideramos que la responsabilidad es de todas las partes involucradas, ahí no se salva nadie, porque el control no lo ejercieron quienes debían hacerlo”, sostuvo Pedro Guzmán.

Cabe destacar que el plazo inicial dado fue septiembre de 2010, tiempo que posteriormente se prorrogó hasta enero de 2011 y después para mediados de este mismo año, aunque finalmente, como lo reitera el Secretario del Consejo de Padres, todo fue abandonado en marzo pasado.

“No sabemos si las pólizas de cumplimiento se están haciendo efectivas o no, por ello hemos elaborado un Derecho de Petición a la Alcaldía para que aclare este hecho, el cual remite copias a la Contraloría y a la Personería, para que como entes de control nos ayuden a esclarecer la verdadera situación. Con base en la respuesta que nos den, miraremos cuál es el paso a seguir, dado que creemos que también debemos enviar este requerimiento al Ministerio de Educación Nacional”, concluyó el Representante de los padres de familia.