Recibimos hace muy poco tiempo, una copia de la sentencia proferida por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que resolvió el recurso de apelación interpuesto por el actor, el abogado con oficina en mi tierra, don Manuel Guillermo Suescún Basto y que buscaba con tal recurso se declarara nula parcialmente el Acta de Escrutinios Municipales del 5 de noviembre de 2.011 de la Comisión Escrutadora Municipal de Soacha en cuanto declara elegido a Juan Carlos Nemocón Mojica como Alcalde Municipal de Soacha, para el período 2.012 – 2.015 por la coalición partido de la U y partido Liberal.


El recurso solicitaba además que se declarara, además, la nulidad del Acta correspondiente, por cuanto tal candidato suscribió el formulario de postulación de este último, y además, también se inscribió para participar en la consulta interna del Partido Social de Unidad Nacional «U» para obtener la candidatura de dicho partido a la misma Alcaldía, obteniendo así la doble militancia, violando así la prohibición determinada en el Art. 107 de la Constitución y Art, 2º de la Ley 1475 de 2.011.

En nuestro humilde concepto al demandante Suescún le asiste toda la razón en la demanda presentada y resuelta negativamente en primera y segunda instancia, en donde se argumentaron miles de razones de orden legal y hasta que la decisión correspondía a los partidos de acuerdo con sus estatutos, pero el salvamente del voto de una de sus Magistradas deja en claro el sentir y la razón del demandante y apelante por lo expuesto en la demanda.

Con el respeto y consideración que se merecen los Jueces y Magistrados hay que decir que el argumento de concurrir a los Partidos para que ellos resuelvan de conformidad con sus estatutos, es arar en el mar. Piense por un instante, apreciado lector, si cualquiera de nuestros partidos políticos va a dejar servido un plato con semejante manjar de más de 300 cargos que existen en la Alcaldía de Soacha y que el mandatario municipal les ha de poner a su disposición al posesionarse del cargo, y que no es nada nuevo porque lo venimos viendo desde cuando popularmente se designan los mandatarios municipales sean capaces o no de desempeñarlos, porque primero está el recomendado que su capacidad para cumplir con las obligaciones y deberes que contrae, y quien lo envía, porque algún favor le hizo aquel a quien se le impone al Alcalde de turno.

Y si esto no es cierto, veamos lo que ha venido ocurriendo en nuestra tierra con los incapaces y lo que ha encontrado la Contraloría Municipal según su informe de hace apenas un mes, en el que ni siquiera el Alcalde se salva, porque con todo lo hallado por la Entidad Fiscalizadora, parece que en esa oficina se haya instalado una financiera para que despachara desde allí un funcionario con pies de barro. Y pensar otra cosa supondría que el actual alcalde tiene o ha tenido un proyecto político, pero no se ve por parte alguna, y así es imposible suponer que quien no cree en Nemocón pueda tener alguna idea por pobre que esta sea. Además, quienes lo votaron para el cargo hoy deben estar cojos porque se dieron un tiro en el pie.

Piense, estimado lector, que del informe elaborado por la Contraloría Municipal en la visita a todas las dependencias de la Alcaldía que obligatoriamente debe realizar, se dice, por ejemplo que en opinión de esa entidad, «los Estados Financieros no consolidados de la Alcaldía No presentan razonablemente la situación Financiera de la Alcaldía Municipal de Soacha a 31 de diciembre/2.012.» » La Alcaldía debe suscribir un plan de mejoramiento dentro de 15 días, relacionado con lo encontrado. El resultado de la Auditoría es NO Fenecimiento.» «Verificada visita a las diferentes Secretarías, se pudo constatar que lo plasmado en los Planes no reflejan la realidad de lo proyectado y ejecutado por cada Secretaría. El Plan de Acción de la Secretaría de Hacienda no se presentó a la Contraloría, por todo lo cual se configura una observación de carácter SANCIONADORA»
«Se aplicó un porcentaje del 6% en contratos por prestación de servicios cuando era del 10% lo que significa en 2.012 el ingreso (Reteica) fue de $172.109.322 con un menor recaudo en el 10% y no al 6% como se hizo lo que significa un menor recaudo en cuantía de $114.739.548.oo, dejándose de descontar $114.739.548.oo lo que indica una incidencia disciplinaria por valor de lo último anotado.»

Hay inexistencia absoluta en la entrega de gasolina de comprobantes que indiquen la cantidad de gasolina por cada vehículo del Municipio, y en algunos casos sin recibo y simplemente se pone el nombre de un Agente de la Policía Nacional. Los valores van de $800, a veces dos diarios o de $850 $535 o $900. Nunca se anota la placa del vehículo. Esto da lugar a una sanción disciplinaria.

No hay nada sobresaliente en la gestión del señor Alcalde Nemocón en lo poco que hemos visto en nuestra nota de hoy y que seguiremos próximamente. Lo que sí está cada día más claro es que el fallo proferido sobre su elección, de nada le ha servido a Soacha, pues hay que decirle que su programa de gobierno solo ha logrado parecerse al agua en sus características principales: inoloro, incoloro e insípido. Además, no debe olvidar el señor Nemocón que no es la capacidad de crear quimeras donde se mide la talla de los gobernantes, sino en su talento para resolver los problemas de la sociedad.

Finalmente, señor Alcalde Nemocón, a quién le pedimos cuentas? Quién nos justificará el malbaratamiento de nuestro dinero? Quién asumirá que nos están vilipendiando situándonos en cotas mínimas de lo que uno entiende como dignidad humana?

[email protected]