Un total de quinientas familias, aproximadamente 2.600 personas, empezarán a ser reubicadas de manera gradual como medida preventiva en los barrios Loma Linda y La Capilla del municipio de Soacha.


periodismopublico-253.jpg

El anuncio lo hizo hoy el Gobernador Andrés González Díaz, tras reunión sostenida con la Directora de Gestión del Riesgo del Ministerio de Interior, Luz Amanda Pulido; el alcalde de Soacha, José Ernesto Martínez Tarquino, y representantes de los organismos de socorro.

González Díaz, manifestó que frente a la emergencia declarada que ya contempló la atención de 118 familias, las fuertes lluvias aumentaron el potencial de riesgo a 500 familias, quienes en desarrollo del proceso de evacuación recibirán un completo plan de atención. “Existe una emergencia y una alerta declarada en varios barrios de Soacha, de hecho los pasados días fueron evacuadas cerca de 118 familias y ahora se tomarán medidas de protección a un número total de 500 familias. Se ha previsto todo un plan de atención, de acompañamiento, de evacuación gradual, que se presentará en el momento en que lo determine el Comité Operativo que funciona en el municipio de Soacha”, indicó.

De igual manera, el Mandatario Departamental destacó el trabajo conjunto y articulado que se presenta con las entidades del orden nacional, departamental y municipal en función de la emergencia. “Hemos unido todos los esfuerzos con la Doctora Luz Amanda, con toda la Oficina de prevención y atención de desastres, el Alcalde de esta población, con la policía, con el ejército, con la Cruz roja, con la Defensa Civil, para poner en marcha todo un plan para afrontar esta situación que debemos manejar con todo cuidado, con toda serenidad, pero sin lentitud. Desafortunadamente los días por venir se prevén lluvias torrenciales en toda la zona Andina, de manera que debemos tomar prevención e ir evacuando gradualmente de la mano con las autoridades de la ciudad de Soacha”, señaló.

González Díaz enfatizó en la importancia a de las ayudas que este proceso implicará, y que para el tema de alojamiento se cubrirán fundamentalmente con subsidios de arriendo para que las personas puedan tener otro hogar mientras se avanza en los planes de vivienda definitivos. “El subsidio de arriendo cobijará seis meses para propietarios, es decir para quienes han perdido su vivienda o la van a perder y de dos meses máximo para arrendatarios, de manera que sea un lapso suficiente para encontrar otro arriendo como lo tenían con anterioridad. Es necesario que las personas figuren en un censo para comenzar a hacer los trámites el cual se está haciendo a través de un comité dispuesto por el Alcalde, entretanto habrá una carta de autorización a los beneficiarios para que con ella vayan tramitando su subsidio”, afirmó.

Por su parte, la directora de Gestión del Riesgo del Ministerio del Interior, Luz Amanda Pulido, afirmó que el fenómeno de remoción en masa fue lo que originó la evacuación de manera preventiva de algunas de las familias y que por ahora se evalúa un plan de contingencia. “Se están determinando los terrenos donde se pueda proveer alojamiento temporal con el apoyo de las entidades operativas y tener así un plan de contingencia en apoyo a estas familias que pueden salir en cualquier momento evacuadas si sigue lloviendo en la forma como lo ha previsto el Ideam”, señaló.