Se ha presentado nuevamente en las sesiones ordinarias del Concejo de la ciudad, el Proyecto de Acuerdo No. 244 de 2012, “Por medio del cual se dictan normas sobre el porte, compra y venta de armas blancas en el distrito capital”.


El objetivo central del Proyecto de Acuerdo -que cuenta con el aval del gobierno distrital-, es disminuir el alto índice de delitos, especialmente homicidios, actualmente cometidos con este tipo de armas.
Según el Concejal Orlando Santiesteban Millán, quién presenta la iniciativa, la ciudad está afectada por diversos delitos, realizados en porcentajes importantes utilizando armas blancas, que, pese a que en el presente año ha mejorado los índices de seguridad en la ciudad, es necesario utilizar diversas estrategias para disminuir las agresiones cometidas con este tipo de objetos, combatiendo su tráfico, venta y porte en espacios públicos, parques y establecimientos públicos, entre otros.

La exposición de motivos del proyecto de acuerdo, señala que el 36,5 por ciento de los homicidios cometidos en el primer semestre del presente año, fueron ejecutados con arma blanca. Según el Centro de Estudio y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana, CEACSC, “La comercialización de las armas blancas ha formado un mercado que no sólo ha generado un aumento de la presencia de estas armas sino un negocio millonario.

En el mercado callejero se encuentran la venta de cuchillos entre $2.000 y $6.000, puñales entre $7.000 y $15.000 y manoplas entre $12.000 y $18.000. Durante el 2011 la venta, compra y porte de armas blancas generó la circulación de aproximadamente dos mil cuatrocientos millones de pesos.

El concejal Santiesteban propone prohibir el porte, venta y compra de objetos corto punzante en el espacio público, en escenarios deportivos, culturales o de recreación y en establecimientos de expendio o consumo de licor. «Que los establecimientos comerciales que incluyan dentro de sus productos el comercio de estas mercancías, deberán solicitar un permiso expedido por la Secretaria de Gobierno, a través de los alcaldes locales, al tiempo que les corresponderá llevar un registro de las personas que las adquieran» indicó el concejal.

Igualmente, sugiere que la Secretaria de Gobierno lleve un registro de los establecimientos de comercio autorizados para la venta de este tipo de objetos, al tiempo que las autoridades de policía decomisen toda clase de armas blancas que se comercialicen en el espacio público y/o en establecimientos de comercio que no cuenten con el debido permiso. Al mismo tiempo, propone que no puedan ser objeto de porte, compra, venta o tráfico por parte de los menores de edad.

Este proyecto de acuerdo había sido presentado varias veces por el concejal Santiesteban Millán ante el Concejo de Bogotá. La última vez, el 27 de junio del presente año, mediante el radicado 198, en la Comisión de Gobierno.

Fuente: Barriosdebogota.com