Así lo anunció el Secretario Municipal de Infraestructura Guido Covelli, quien sostuvo que tan pronto su dependencia reciba el presupuesto de los proyectos del municipio, la estabilización de la calle décima será la obra prioritaria a ejecutar. Por otro lado, la comunidad afectada denunció que no hay una inmediata solución que los proteja del riesgo por el hundimiento de la bancada.


3--8.jpg

Tras los riesgos generados para algunos habitantes de los barrios sur orientales de la comuna seis, como La Florida, Cien Familias y La Pradera, por el hundimiento de una bancada de vía en la calle décima y que comunica la autopista sur con los sectores de El Cardal, Llano Grande, Rincón de la Florida y Villas del Progreso, el Secretario de infraestructura anunció que la estabilización será prioritaria para el municipio y que apenas se liquide el presupuesto, esta obra será la primera en ejecutarse. Los trabajos consistirán en instalar dos filas de pilotes de madera en los puntos críticos para estabilizar el costado de la vía que colinda con el río.

“Ya dejamos plasmado en nuestro plan de acción de ejecución presupuestal los recursos para ese proyecto; tan pronto empecemos a ejecutar el presupuesto, la primera obra que vamos a sacar es la estabilización de los taludes de la calle décima paralela al río Soacha; a la fecha de hoy tenemos eso en primer lugar de la lista de contratación. Los diseños ya los hicimos, ahora vamos a empezar el proceso público de contratación que normalmente dura 45 días. Yo estimo que esta semana quede firmado el decreto de liquidación de presupuesto para las diferentes dependencias de la alcaldía, y si esto es así, estaremos solicitado el certificado de disponibilidad la semana entrante y actualizando los bancos de proyectos, para que a la mayor brevedad podamos anunciar públicamente la licitación de esa obra de mitigación, la cual es prioritaria”, sostuvo el secretario.

De otra parte, algunos habitantes del sector afectado creen que mientras se esperan a que se tome alguna medida, la comunidad está expuesta a un peligro constante, tal como agregó el mes pasado el presidente de la JAC del barrio Pradera II, Pedro Guzmán:

“Los problemas vienen desde el último dragado que se hizo en el río, pero nadie nos ha prestado atención en esto y hoy vemos las consecuencias con lo que está sucediendo, se nos está cayendo la bancada y ya se fue abajo el sardinel; la vía se está desmoronando. Si se llega a hundir toda la banca y el río está crecido en ese momento, se puede provocar una inundación gravísima en el municipio, particularmente en los barrios que quedan sobre la ronda del río Soacha. No entendemos por qué no se quiere mirar hacia nuestros barrios, quizás están esperando a que haya una catástrofe mayor para que ahí sí reaccionen”.

Adicional al hundimiento de la bancada, la vía está siendo deteriorada por el paso continuo de vehículos, tanto particulares como de servicio público y transporte de carga. Por su parte el nuevo director de Transporte de Soacha, Jaime Ramírez, explicó que esta clase de vehículos no tienen autorizado el desvío por esta zona:

“Ellos no tienen el permiso y están haciendo uso de una vía que no está habilitada para aguantar vehículos de carga pesada, del mismo modo tenemos que mirar en la resolución y en los actos administrativos sí hay alguna ruta de servicio público por ese sector que esté autorizada, en ese caso no la podríamos cambiar. Pero al no tener el permiso, hay que hacer operativos para controlar el paso de todos los vehículos por ese lado y se debe hablar con la policía de tránsito para saber qué tipo de sanción o multa se le podría poner a los conductores de vehículos que pasen por allí”, agregó.

Katherine González, asistente del nuevo director de transporte, aclaró que los únicos desvíos autorizados son por el sector del Altico y por Terreros. Además explicó que hasta el momento no se ha recibido queja alguna por parte de la comunidad afectada, relacionada con el paso de los vehículos por la calle décima.

Otra de las preocupaciones de los residentes vecinos a la ronda del río Soacha, es el desbordamiento de este afluente en época de invierno, lo cual ha causado inundaciones y en varias oportunidades daños a enseres, electrodomésticos, alimentos y demás. A falta de atención, los vecinos han tenido que subir barricadas en sus viviendas para evitar el nivel de las aguas.

“Yo soy la primera afectada porque vivo en la casa esquinera, ya no tengo muebles, paredes, ni pisos, porque todo se ha dañado en las inundaciones. La JAC del barrio ha estado pendiente y tuvimos visita de la primera Dama del Municipio, pero hacen presencia cuando nos inundamos y en época de verano las ayudas y soluciones no se ven, yo espero y tengo fe que algún día canalicen el río Soacha”, cuenta Carmenza Moreno, vecina del barrio Florida II sector.

Para el secretario de infraestructura, la solución definitiva para acabar con esta problemática es la canalización del afluente:

“Yo quiero insistir en que la solución definitiva es la canalización del río Soacha, y esa canalización debe ser de interés nacional, en mayor medida es la CAR la responsable de los puertos de agua en el municipio de Soacha. Obviamente nosotros damos el apoyo técnico a todas las entidades, y en las reuniones que se han concertado con la CAR, les hemos dicho que la canalización es una obra prioritaria entre la parte alta del barrio El Cardal hasta el Silo, y a partir de allí debe desviare hacia al occidente y llevarlo entubado a descargar directamente al río Bogotá. Así las cosas, esa obra de gran magnitud debe ser acometida por la CAR y, ojalá, con el apoyo del gobierno Nacional”, finalizó.