Este medio reveló el pasado sábado la captura de 4 personas en Soacha, entre ellas un líder de la primera línea. Hoy, la Policía dio detalles de la operación, además de la captura de dos personas señaladas de incendiar el peaje ‘El Roble’.

En rueda de prensa realizada la mañana de este lunes, la policía dijo que mediante la operación ‘Tempestad’, a través de tres diligencias de registro y allanamiento y una captura en vía pública, se logró la desarticulación del grupo delincuencial ‘Los de la 25’,  con cuatro capturas por orden judicial, entre ellas la de alias ‘Pipe’, líder de la autodenominada ‘primera línea de Soacha’, e implicados en el secuestro de un integrante de la Policía Nacional el pasado 20 de junio, a la altura del ‘Puente Metálico’ de la calle 25 con autopista Sur, en Soacha, Cundinamarca. El uniformado fue interceptado por varios sujetos que, con intimidaciones lo obligaron a descender de su motocicleta, llevándolo en contra de su voluntad a un punto de concentración, donde se hallaban reunidos varios manifestantes; allí fue amenazado, despojado de sus pertenencias y privado de su libertad.

Dice la Policía que alias ‘Pipe’, a través de sus redes sociales, realizaba transmisiones en vivo, incitando a ciudadanos a reunirse en puntos específicos, donde posteriormente organizaba las acciones violentas en contra de la fuerza pública, la comunidad, el transporte público y la infraestructura vial del municipio.

Si quiere recordar: Capturan presunto líder de la autodenominada primera línea de Soacha

En la operación se capturó también a ‘Millos’, ‘Tapitas’ y ‘Zarco’, quienes según las autoridades, deberán responder por los delitos de secuestro simple agravado, en concurso heterogéneo y sucesivo con hurto calificado y agravado, en concurso heterogéneo con tortura agravada y daño en bien ajeno. Por ahora un juez de control de garantías les dictó medida domiciliaria.

Capturados responsables de incendiar peaje El Roble en Sesquilé

A través de la operación ‘Kratos’ se logró la captura por orden judicial de dos personas, pertenecientes a la autodenominada ‘primera línea de Sesquilé’,  quienes serían los responsables de atacar con objetos contundentes, vandalizar e incendiar el peaje ‘El Roble’, ubicado en el municipio de Sesquilé – Cundinamarca, causando pánico en las mujeres (recolectoras y supervisoras) que se encontraban de turno en el peaje, teniendo que encerrarse en una oficina cercana, donde también fueron amenazadas. Con estas acciones terroristas se impidió el tránsito de personas (transporte público oficial), la movilización de insumos médicos de primera necesidad para pacientes diagnosticados con COVID-19 (oxígeno) y el desabastecimiento de alimentos en la capital.

Las pérdidas ocasionadas por el no recaudo de peajes, los daños estructurales y la afectación a las empresas que se movilizan por el sector, ascienden a los más de 927 millones de pesos.  

Los hoy capturados, también lideraron los daños a las instalaciones de la Alcaldía de Gachancipá, empleando elementos contundentes y bombas incendiarias (molotov), generando caos, temor y zozobra a la ciudadanía en general; por ello, deberán responder ante la Fiscalía por los delitos de terrorismo, perturbación en servicio de transporte publico u oficial.  Un juez de control de garantías dictó medida de aseguramiento en Centro Penitenciario y Carcelario a uno de ellos.