Ante el anuncio de poner en marcha la Unidad Permanente de Justicia UPJ antes de culminar el mes de octubre y la posible implementación del toque de queda para menores de edad, los habitantes de la comuna uno que participaron en la XIII jornada de ‘El Alcalde en su barrio’ aprovecharon para hablar de temas como la inseguridad, el pésimo servicio de transporte y la recuperación del parque y las zonas de cesión de Quintas de Santa Ana.


Con la presencia de un buen grupo de ciudadanos se llevó a cabo en el barrio Quintas de Santa Ana II sector lo que hasta el momento ha sido la jornada más extensa de esta ronda de visitas que completó su décimo tercer día; allí habitantes de barrios como Nuevo Compartir, Quintas de Santa Ana, La Isla, Paseo Real y de urbanizaciones como Nuevo Horizonte, Catalina Muñoz y Alameda de Santa Ana, se pronunciaron sobre importantes necesidades como la recuperación del parque de Santa Ana, la falta de consideración de los conductores de servicio público para con la población en condición de discapacidad y la inseguridad que, como ya es costumbre, azota a este sector y al municipio en general.

«Los conductores de las empresas de colectivos se comportan de una manera grotesca con nosotros los invidentes, solicito que se le haga un llamado a los gerentes de las empresas para que no sean excluyentes con las personas en condición de discapacidad y tengan en cuenta que también somos seres humanos y necesitamos movilizarnos», expresó uno de los vecinos de Compartir.

«En donde dicen que hay un humedal es un parque, la gente irresponsable bota escombros de manera continua, ya hasta hemos hablado con Aseo internacional y no nos han respondido desde hace 3 meses; allí las vías están en pésimo estado, también es un foco de inseguridad y atracan a toda hora sin que la policía ayude mucho», manifestó Víctor González, habitante de Nuevo Horizonte, refiriéndose al potrero en el que desde hace varios años se han acumulado aguas negras e incluso ha tratado de ser invadido.

“La delincuencia va de la mano con la policía, los policías nos dicen que nos quejemos pero no hay horarios para que nos reciban las denuncias, ellos cogen al delincuente pero le venden la conciencia por $50000 y lo sueltan al momentico, o si no uno denuncia al delincuente pero después los policías le dicen dónde vive la persona que lo denunció y luego hay que atenerse a las consecuencias», dijo Martín Zuloaga, habitante de Alameda de Santa Ana.

Habla el alcalde

Referente al tema de seguridad, el mandatario reconoció la ausencia de pie de fuerza en todo el municipio, de ahí que se contemple la petición al Presidencia de la república en este y otros ámbitos como salud, educación e inversión en la Autopista Sur. Mientras tanto llamó a los altos mandos de la Policía para que incentiven a los patrulleros con el fin de que vigilen constantemente los sectores de más alto riesgo para los ciudadanos. De igual modo, se contempla la posibilidad de decretar el toque de queda para menores de edad en algunos sectores del municipio, una vez entre en operación la UPJ (Unidad Permanente de Justicia).

“Por supuesto es deber del Estado velar por la seguridad, la tranquilidad y el patrimonio de la ciudadanía, ya me he comprometido a visitar el conjunto La Alameda que tiene fisuras en unas casas que por lo que escuché llevan alrededor de dos años de construidas y hay pólizas que tenemos que hacer cumplir. También es un compromiso el que le metamos la ficha al parque de Villas de Santa Ana y la colindancia con el club de Compartir que hemos estado gestionando para que nos lo entreguen y hacer de todo este espacio un parque de más de seis hectáreas”, explicó el mandatario.

Cabe resaltar que de ser aprobado en Consejo de Gobierno, se hará la entrega a la comunidad de espacios en desuso como la antigua estación de policía de compartir para que los aproveche en la realización de actividades que resulten benéficas para los sectores poblacionales que más necesitan ayuda de la sociedad, como por ejemplo los adultos mayores, personas en condición de discapacidad o habitantes de calle, entre otros.

“Vamos a tener a los conductores reunidos el próximo lunes, martes y miércoles en una capacitación que hemos logrado conseguir con el SENA y que se hará en el teatro Sua, allí mismo vamos a hacer un taller llamado “Ponte en sus Zapatos” en el que se les vendará los ojos para que se sientan con la discapacidad visual, vamos a ponerlos a caminar en una dinámica que hemos hecho como funcionarios y que les permita ser sensibles ante la discapacidad de una persona. También acato y recibo de buena manera la posibilidad de que hagamos reductores de velocidad en las vías principales”, concluyó Nemocón.

Más de la comunidad

Las personas que asistieron a este encuentro han puesto sus esperanzas en lo que pueda hacer la administración municipal en el período de labor que aún le queda, tal es el caso del señor Víctor Julio Gacharná, vicepresidente de la Junta de acción Comunal de Nuevo Compartir, quien expresó su agradecimiento al alcalde por ir a conocer las problemáticas de su comuna, pero de igual modo le exige celeridad en las obras y acciones en las que se está comprometiendo.

“Espero que estos compromisos se cumplan a pesar de lo difícil que pueda ser, así como sería bueno que toda la comunidad colabore porque las autoridades no pueden hacerlo todo, de todas formas es positivo que se acuerden de estos barrios y ojalá puedan hacer más de lo que nos están ofreciendo”, afirmó el señor Gacharná.

“Ojalá nos cumplan, porque veo que hay muchas cosas por hacer y creo que se necesita más de un año para poder cumplirlas, más si estas jornadas son en todo Soacha y no en la comuna uno, sin embargo hay que tener fe de que así sea, uno no puede siempre desconfiar de todas las buenas intenciones”, concluyó la señora Luz Marina Ramos, habitante de Quintas de Santa Ana.