Estaba esperando el cambio de semáforo cuando dos jóvenes rompieron los vidrios de su carro, entraron al vehículo y le robaron el bolso y sus pertenencias.

El nuevo caso de los rompevidrios ocurrió en el sector del 20 de Julio, en Bogotá, y aunque por fortuna salió ilesa, está indignada con la inseguridad en Bogotá. Dice que es la segunda vez que le roban sus pertenencias en menos de 3 meses.

La mujer aseguró que esperaba que el semáforo cambiara, “veo que dos muchachos se me abalanzan sobre el carro, rompen el vidrio, ellos me piden la plata y el celular. Se meten completamente al carro,  me amenazan con cuchillos y me dicen que les dé el bolso”.    

Del susto y la confusión, el bolso de la mujer quedó atorado, y aunque la gente empezó a gritar, los ladrones la seguían amenazando con un puñal hasta que lograron sacarlo y escapar.

“Realmente es muy difícil que ya no se pueda salir a la calle ni a trabajar, ni siquiera a conseguir víveres o a las actividades que están permitidas”, dijo Alejandra Silva, víctima de los rompevidrios.

Para la mujer, en la administración de Claudia López se volvió imposible salir. “Yo si quisiera que las autoridades, más allá de la Policía, pudieran hacer algo y se pusieran en el papel de las personas de a pie que tenemos que salir a trabajar. Es muy complicado no salir ni a la esquina de su casa sin tener miedo a que lo atraquen”, finalizó.

Apoyo: Blu