Salario mínimo para 2016 aumentaría $38650

Empiezan las discusiones por el aumento del salario mínimo para el próximo año. La ANIF (Asociación Nacional de Instituciones Financieras), dice que el incremento del Salario Mínimo Legal (SML) no debería desbordar el 6% para 2016, teniendo como base, una inflación en el país entre el 5.5% y el 6% y unas pocas ganancias en productividad.


Si se aprueba la propuesta, el salario para el cercano 2016, pasaría de los escasos $644.350 a $683.000, o sea $38650, para ser más claros $1288 diarios; dice la tradicional propuesta de Asociación.

Este año el incremento determinado por el Gobierno ante la imposibilidad de un acuerdo entre empresarios y sindicatos fue de 4,6% hasta los 644.350 pesos. En 2015 la inflación en los últimos meses de este año ha estado por encima de las metas del Banco de la República de entre 2% y 4% y se espera que esté cercana al 6% por efectos del fenómeno de El Niño que ha presionado el precio de los alimentos hacia arriba en algunas regiones.

Las centrales obreras

La Central Unitaria del Trabajo, CGT, a través de su secretario, Julio Roberto Gómez, afirmó que aunque la propuesta de ANIF es respetable, está muy alejada de lo que debe ser un salario digno para los trabajadores colombianos. El señor Gómez afirmó que es una mentira señalar que la economía colombiana se va a perjudicar si se decide un incremento hasta tres puntos por encima de la inflación, como lo señalan los economistas.

Por su parte, el secretario de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Fabio Arias, sostuvo que “es peligroso que ANIF le esté poniendo de una vez un techo a la cifra del salario, ya que ni siquiera se ha reunido por primera vez la mesa de concertación salarial, y ya condicionando a la partes es por lo menos negativo“.

El informe de ANIF recuerda que la coyuntura 2015-2016 luce particularmente delicada, por tres razones: la inflación ha desbordado el límite del 4% y se perfila hacia el 6% al cierre de 2015, el desempleo parece estarse nivelando cerca del valor de largo plazo del 9%, lo cual implica que cualquier exceso en la fijación del salario mínimo avivaría nuevamente el desempleo hacia la franja de entre 9.5% y 10%; y las negociaciones de paz le ponen ahora un tinte político a dicha fijación del SML, que el gobierno debe sopesar con gran cuidado para evitar señales de populismo.

cargando...