Se agrieta la vida de las personas en la Isla de Compartir

El lamentable estado de las casas de este barrio de la comuna uno hacen presagiar una emergencia en un futuro no muy lejano, debido al agrietamiento de las paredes y a la nula respuesta por parte de las autoridades competentes que se “tiran la pelota entre ellas”, según lo denunciado por la comunidad.


Con un creciente agrietamiento y en estado deplorable se encuentran varias casas de este sector ubicado en el sur de la ciudad. El temor y la incertidumbre se apoderan de los vecinos, porque ya no saben a quién acudir ni cómo encontrar una solución a este problema.

“Las paredes están bien agrietadas, vienen y miran y no hacen nada, estamos bastante preocupados porque entre más días depronto se nos cae es la casa encima, y lo grave es que no tenemos para dónde coger. Cuando vienen nos dicen que tranquilos, que les vamos a solucionar, pero de a poquitico se va abriendo la casa y las cosas siguen igual”, afirmó Amilvia Rodríguez, dueña de uno de los predios afectados.

“Me preocupan las casas que se encuentran contra la pared de la fábrica, ahí existe un muro que se va a venir abajo, Dios quiera que no sean las crónicas de una muerte anunciada”, expresó Nancy Cruz, líder comunitaria que se ha visto afectada con esta problemática y quién solicita un estudio real del caso que les permita saber cuál es la causa real de su problema.

Y es que la amenaza se ha incrementado en estos últimos días, donde gracias a la lluvia se han abierto unos boquetes en el andén y al frente de algunas viviendas, obligando a que las personas a cargo de estos predios tengan que arreglar las grietas inmediatamente sin que analicen cuál es el problema”, declaró Derly López, habitante de una vivienda recientemente afectada.

“Se hundió y se levantó otro pedazo, entonces lo que hicimos fue escarbar, porque iba a cerrar o abrir la puerta y era un lío: entonces vimos que el problema era acá, mi esposo lo que hizo fue sacar y encontró sólo basura, le avisamos a la presidenta de la JAC y ella ha estado pendiente, pero no nos han solucionado nada”.

Finalmente, la comunidad exige una intervención frente a una fábrica de varilla que funciona allí, porque según ellos, son causantes directos de las fallas estructurales, haciéndose partícipes de estas desgracias y del fallido avance de esta situación que afecta a personas que llevan viviendo en el barrio 26 años aproximadamente.

“Ya no tenemos para donde coger, uno no puede vender la casa porque con estas grietas nadie las compra, va a tocar realizar un cacerolazo o colocar en todas las casas el aviso de “se vende” para que nos pongan cuidado, ya que nadie del gobierno lo ha hecho y por ejemplo personas como muchas de nosotras se están enfermando debido al estrés, a la cercanía con la fábrica, y con la preocupación de ver la casa de uno cómo se cae a pedazos”, concluyó la lideresa comunitaria.