Las deficiencias en Infraestructura y las carencias que se presentan en los diferentes programas académicos que se dictan en esta institución, son el motivo de las inconformidades que denuncian los estudiantes de la UDEC sede Soacha, quienes han anunciado un cese de actividades para exigir soluciones a dichas problemáticas.


4-27.jpg

Cabe recordar que el campus de Soacha funciona en las bodegas de la antigua fábrica de 3M, sitio que fue adecuado para albergar a decenas de estudiantes que se están formando en carreras como Ciencias del Deporte, Ingeniería Industrial y Tecnología en Desarrollo de Software. Sin embargo, a pesar de la amplia extensión del terreno en el cual se ubica la sede, la institución (según sus estudiantes) no cuenta con unas adecuadas instalaciones, ni mucho menos con los recursos técnicos, didácticos y científicos para el óptimo aprendizaje y el desarrollo de los futuros profesionales que allí se forman.

“Estamos denunciando la falta de Infraestructura para generar condiciones académicas de calidad, nos hacen falta recursos como laboratorios de Física, Química y Termodinámica, pues aunque tenemos un gran campus universitario, este no está siendo aprovechado como debería ser y por el contrario no hemos visto soluciones en el tiempo que llevamos acá. Existe algo llamado ‘Estampilla Pro Desarrollo UDEC’, esta otorga recursos para las diferentes sedes, pero lo que pasa es que al parecer ha rodado por todo lado y no se ha visto qué se ha hecho. Nos han dicho que la de Soacha está en Girardot, que la de Girardot está en Chía, la de Chía en Fusagasugá y la de Fusagasugá en Chocontá y lo cierto es que no sabemos qué está pasando con esa plata, si es que se están quedando con ella o no la piensan invertir. Creemos que hay un mal manejo con ese recurso”, explicó Johan González, Estudiante de Ingeniería Industrial de la UDEC Soacha.

González manifestó que en los 10 años que la UDEC lleva en Soacha, siempre se ha evidenciado la misma problemática, que además desde que él y sus compañeros ingresaron hace dos años, han denunciado las mencionadas carencias, pero que sin embargo en el transcurso de este tiempo no han tenido una respuesta favorable:

“Hemos solicitado esto porque creemos que nos hace falta para poder tener un óptimo Desarrollo de nuestra carrera a fin de gozar de excelentes condiciones. Siendo una Universidad Pública estamos pagando cerca de $1’100.000 por semestre, es la carrera más cara de la institución y se nos hace injusto pagar tanto en donde no nos están dando condiciones mínimas de calidad, nos encontramos en un abandono total. Cuando empezó esta carrera no se previó la cantidad de estudiantes que iban a ingresar, entonces empezaron a llegar, se presentaron falencias y se metió la gente así como así. Si queremos egresar profesionales de calidad, se deben garantizar condiciones dignas de aprendizaje”, agregó Johan.

“Nosotros necesitamos ciertos laboratorios, es muy difícil que en dos clases teóricas uno pueda ver lo que podría ver en el laboratorio. Igualmente pasa con Química, porque se necesita un lugar apropiado para profundizar ese conocimiento y no que cuando salgamos tengamos un bajo nivel precisamente por la falta de recursos para solucionar esta problemática”, expresó Eduardo Urrea, Estudiante de Ingeniería Industrial.

Andrés Bonilla, otro de los estudiantes de la Universidad, indicó que las dificultades se presentan en todos los programas e igualmente la totalidad de los alumnos sufren las deficiencias en Infraestructura, pues dijo que “ no hay cama pa’ tanta gente”. Bonilla aseguró que faltan laboratorios, implementación lúdica y muchas cosas tanto para estudiantes como para docentes. Afirmó que sólo están exigiendo los derechos que les corresponde y que la Universidad de Cundinamarca no los está garantizando:

“La problemática no es sólo en esta sino en otras sedes como la de Chía (que actualmente dicta clases en un colegio), Chocontá y Girardot. La Gobernación debe apoyarnos para ser profesionales competentes, dado que así lograremos un Desarrollo Viable, pero no lo queremos hacer por la vía de la fuerza, sino empezar a generar conciencia en cada estudiante que nos estamos formando, porque la problemática no la veremos en 1 o 2 semestre, sino en 4, 5 y más adelante cuando sean necesarios los laboratorios de Mecatrónica, Manufacturas y todo lo que necesitamos como ingenieros y que hoy no tenemos”, concluyó Andrés.