Según un estudio de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá realizado en 19 municipios del departamento, los suelos urbanos de Soacha, Madrid, Cota y Mosquera han duplicado y triplicado su valor desde el año 2005.


Para el caso específico del municipio de Soacha los terrenos ubicados al borde de la autopista Sur han incrementado exageradamente su precio. Entre otras razones se aduce que las obras de la doble calzada y la construcción de la troncal de Transmilenio han contribuido a que se disparen los precios del terreno en éste municipio cundinamarqués.

El estudio también menciona otros municipios que han corrido con la misma suerte de Soacha. Por ejemplo se menciona que los terrenos mejor ubicados de Funza están desde el río Bogotá, sobre la autopista Medellín, y es aquí donde se concentra una proporción significativa de zonas francas autorizadas en los últimos años.

Lo anterior ha permitido el incremento de la oferta sobre el corredor vial mencionado, situación que ha generado un incremento en el precio de la tierra, que hoy oscila entre 140 y 160 millones la hectárea, mientras que en 2005 no superaba los 80 millones.

En sólo tres años el valor del metro cuadrado sin construir se ha incrementado hasta en un mil por ciento, ya que en 2005 el precio oscilaba entre 12.000 y 14.000 pesos y hoy está entre 80.000 y 100.000 el m2.