Las alternativas que se están evaluando tienen por objeto incorporar esquemas sostenibles para incentivar un uso racional y eficiente del vehículo particular, por consiguiente se busca que la medida de pico y placa opere solamente donde sea necesario y que adicionalmente se potencialice el transporte público y la alta ocupación vehicular en las zonas de mayor concentración de viajes.

Con el objeto de mejorar la movilidad en la ciudad, actualmente se están evaluando alternativas de gestión del tráfico que garanticen una movilidad sostenible en algunas zonas de la capital. Hasta el momento la medida de restricción continuaría operando con el mismo esquema, por lo tanto se mantienen los horarios y el esquema por placas pares e impares, junto con la excepción en la zona sur.

La primera alternativa que se estudia, se enfoca en el norte de la ciudad, donde se está valorando la posibilidad de liberar una zona, en la cual se promovería el intercambio modal hacia el transporte público con los viajes provenientes de las ciudades aledañas.

La segunda alternativa se estudia en la zona centro de la ciudad, donde se ha dado prioridad al peatón y a los modos sostenibles (caso carrera séptima) la cual pretende optimizar el espacio que actualmente se ve afectado por la baja ocupación vehicular.

Emergencia vial

Por otra parte la Administración Distrital estudia también la posibilidad de adelantar una emergencia vial, que es una medida de urgencia manifiesta, que permite a la administración, realizar trabajos presupuestales y contratación directa para atender las necesidades que se tengan, enfocados a mejorar la malla vial de la capital.

De otro lado el alcalde Petro quiere poner a madrugar a los estudiantes a cambio de tener un mejor precio en el pasaje del Sistema Integrado de Transporte Público, y de esta manera ayudar a descongestionar las calles de Bogotá.

Fuente: Barriosdebogotá