Aunque oficialmente la Alcaldía Municipal no ha dado a conocer el Decreto 35 del 17 de marzo, este medio supo que ya está firmado por el alcalde Juan Carlos Saldarriaga, en donde se autoriza incrementar el pasaje en Soacha.

De acuerdo al texto, el pasaje dentro del casco urbano en microbús, buseta y bus quedará en 1.300 pesos, y para el corregimiento dos en $1.600.

Lo anterior significa que el incremento en la tarifa urbana es de 200 pesos, lo que ocasionó la reacción inmediata de los usuarios del transporte.

“Al mínimo le incrementan una miseria, pero a lo demás sí le suben bastante. Mire los alimentos cómo están de caros y ahora le suben al transporte, eso golpea el bolsillo”, dijo Ismael Camacho, residente en comuna seis.

Por su parte los transportadores consideran que el incremento era necesario por el desgaste que implica prestar el servicio en Soacha, más que todo en sitios donde las vías están en pésimo estado, además del elevado costo de los repuestos y del combustible.

 Ahora las empresas deberán mandar a hacer las calcomanías respectivas para fijarlas en buses y colectivos, y comenzar a cobrar la nueva tarifa.