Así lo anunció el secretario de Educación Ignacio Castellanos quien dijo que de los once rectores inicialmente mencionados en la resolución, nueve deben acatarla.


La resolución 0376 del 9 de marzo de 2010 se modificó sólo en dos casos: El primero es para Hugo Rivero que se mantiene como rector de la I.E. Integrado de Soacha, quien por llevar menos de dos años en el cargo, la secretaría consideró conveniente mantenerlo. El segundo es el de Néstor Iván Garavito, quien seguirá como rector en la I.E. León XIII.

El traslado para los nueve restantes se mantiene y aunque hay inconformidad, el Secretario hizo un llamado de tranquilidad a los padres de familia y estudiantes, y explicó que el hecho de trasladar a los rectores no significa que las cosas vayan a cambiar; «el proceso en las instituciones se va mantener, queremos que todos los colegios hablen el mismo idioma, lleven los mismos procesos y que garanticen la igualdad en el sistema educativo».

«Me he reunido con la comunidad educativa de las diferentes instituciones para explicarles que el traslado no implica nada negativo. Obedece a una decisión de tipo administrativo, pero aquí lo más importante es que comenzemos a hablar de educación pública, de calidad, de procesos.

Valdría la pena analizar en qué situación estamos, cómo nos fue en el Icfes, cómo está la articulación. Entonces miremos más alla del rector, miremos los procesos.

Hay que tener en cuenta que el colegio no es del rector, es de una comunidad educativa, y que el traslado de una persona no significa el fin para la institución. Lo contrario, sus procesos se debe ver favorecidos, porque en la medida que hayan dejado raices, crecerán y se fortalecerán.

La insitucionalización de la educación es la única manera de acabar con la injerencia política en ella. Si no la institucionalizamos a través del empoderamiento que haga la comunidad educativa, no se podrá acabar con esa politiquería.

Posteriormente hay que pensar en qué modelo educativo quiero para Soacha. No es posible que cada institución maneje criterios diferentes de promoción, por ejemplo… En fin, todos estos son los fundamentos en que nos basamos para ordenar los traslados», concluyó el secretario.

Finalmente dijo que aunque existe la orden de traslado, los rectores tienen el pleno derecho de iniciar las aciones legales pertinentes que ellos consideren.